Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Wife of a Spy
Cortesía de Kino Lorber

Wife of a Spy – Drama ganador del León de Plata

La nueva película del director japonés Kiyoshi Kurosawa, conocido por Tokyo Sonata (2008), es su primer drama histórico, y tal vez su mejor producción, hecho que le mereció el León de Plata en el Festival de Venecia como Mejor Director.

Escrita por Kurosawa con la colaboración de Ryusuke Hamaguchi y Tadashi Nohara, la historia tiene lugar en 1940, antes de la Segunda Guerra Mundial en Kobe, Japón.

Se centra en una pareja joven que lleva un estilo de vida occidentalizado y progresista en un momento cuando las ideas nacionalistas empiezan a cobrar fuerza dentro del marco de la reciente alianza entre Japón, Alemania e Italia.

Yusaku (Issey Takahashi) es un exitoso y distinguido comerciante de sedas, aficionado al cine en su tiempo libre. Utiliza a su esposa Satoko (Yû Aoi) como actriz principal, y se reúne con su selecto grupo de amigos a disfrutar de sus creaciones. El recurso de incorporar estas filmaciones, que tienen el estilo de cine clásico, sirve de contraste y resulta acertado para jugar con el espectador, quien en un momento dado se confunde entre ficción y realidad.

En un viaje a Manchuria que Yusaku planea con su sobrino Fumio (Ryôta Bandô) antes de que la situación política se vuelva mas complicada, se convierte en testigo de las atrocidades que una fracción del ejercito japonés está cometiendo con ciudadanos locales, y en secreto, con su cámara, toma registro de lo que sucede para denunciarlo ante los americanos, y el mundo entero.

Satoko (Yû Aoi) por su parte acepta con mas tranquilidad las nuevas imposiciones del gobierno, y manifiesta tener sentimientos de lealtad a la nación. Pero no enterada aun de los planes de su marido, recibe la visita de un viejo amigo de infancia Taiji (Masahiro Higashide), quien ahora tiene el cargo de jefe de la policía militar, y éste le advierte de los peligros posibles por las actividades de su esposo.

Taiji le deja saber a Satoko sobre el caso de una misteriosa mujer que han encontrado muerta y que fue traída de Manchuria por Yusaku y Fumio, hecho que le despierta sospechas acerca de su marido, y empieza a cuestionarse su propia ignorancia.

De ahí en adelante las cosas se complican para los dos, tanto como pareja como con las autoridades, quienes están imponiendo cada vez mas restricciones en los ciudadanos, que atentan con la manera de vestir o con el licor que consumen.

Los diálogos entre Satoko y Yusaku y la nueva situación que se presenta con Fumio y Taiji plantean cuestionamientos que tienen que ver con la lealtad de la pareja, con la amistad y con la nación. ¿Hasta dónde se pueden sacrificar los principios ideológicos cuando el resultado puede ser que nos tilden de traidores o espías, o, mas aun, la esposa de un espía? Todo está en juego y poco queda definido en este ambiguo e intrigante libreto que nos sorprende a todo momento, y que concluye con u ingenioso final. La fotografía de Tatsunosuke Sasaki y la música de Ryosuke Nagaoka contribuyen a crear un ambiente de misterio y suspenso que mantienen la expectativa permanente.

 

Kino Lorber estrena Wife of a Spy en Florida el 1 de octubre en el Tower Theater del MDC en Miami y en Cinema Paradiso en Hollywood.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Relacionado

God exists, her name is Petrunya

Basada en un evento real sucedido en la ciudad de Stip en Macedonia, la directora Teona Strugar Mitevska ha creado una interesante sátira que muestra

Imagen bloqueada