Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Holy Spider
Holy Spider/Festival de Cannes

Holy Spider – Festival de Cannes

Una de las películas mas impactantes del Festival de Cannes fue la iraní Holy Spider, que cubre el caso real que aconteció en Mashhad, pueblo conservador en Irán donde 12 mujeres dedicadas al negocio sexual fueron asesinadas por motivos religiosos.

Antes de la entrada triunfal del elenco, un grupo de feministas lanzaron una protesta en el tapete rojo extendiendo una tela con nombres impresos. Se trata de las mujeres asesinadas en Francia desde el festival del año pasado hasta el presente, hecho que demuestra cómo el problema de los feminicidios sigue siendo vigente aun en los países mas desarrollados, y cuán lejos estamos de conseguir la igualdad.

Holy Soider es un thriller dirigido por Ali Abbasi, de origen iraní, conocido por la original película Border (2018), donde trata el tema de la discriminación a través de una oficial de inmigración de rasgos extraños.

En esta ocasión se centra en la historia real de Saeed HAnaei (interpretado por Mehdi Bajesstani), un trabajador de la construcción de 50 años con una familia estable, quien se convierte en asesino en serie, apodado “Spider killer”, cuyo objetivo eran las trabajadoras sexuales. Entre 2000 y 2001 asesinó 16 mujeres en Mashhad, pueblo de intenso arraigo religioso en Irán, donde cada año hay peregrinajes a la mezquita del Imán Reza.

La película introduce un personaje de ficción, la periodista Rahimi (Zar Amir Ebrahimi), quien llega de la capital a investigar el caso, y a través de ella se muestra la extensión del problema de la mujer en esta sociedad donde las prevenciones y prejuicios son tan grandes, que no importa cuál sea su profesión o estatus social, siempre será juzgada por algo.

Lo más sorprendente del caso que aquí se presenta es el hecho de que este personaje, después de haber sido arrestado, enjuiciado y declarado culpable, se convierte en héroe por parte de la población, que aprueba su labor de “limpieza” de vicios sociales.

Con escenas explicitas y choqueantes, que atentan contra los convencionalismos del cine en su país, Abbasi deja sentados precedentes importantes en cuanto a la condición de la mujer, quien tendrá siempre limitaciones e imposiciones, no importa de qué lado del espectro se encuentre.

La película fue filmada en Ahman, Jordania y es muy probable que no se permita presentarla en los cines iraníes, donde sería muy conveniente y educativo verla,

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Relacionado

Las mejores películas de 2021

Cansados del tema de la pandemia, vimos con tristeza desvanecerse la ilusión de que 2021 sería el año de regreso a la normalidad, o al

Imagen bloqueada