Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Screen Shot 2021-05-14 at 5.19.32 PM
Nicholas Kemp (Kino Lorber Team)

There is no Evil – De la clandestinidad al Oso de Oro del Festival de Cine de Berlín

Escrita y dirigida por Mohammad Rasoulof, There is no Evil es una película llena de coraje tanto en contenido como en forma. El hecho de haberla filmado, prácticamente en la clandestinidad, es un acto de valentía y una denuncia a ese sistema que ataca fuertemente en su contenido. Sacada de Irán en secreto, la cinta termina presentándose en la selección del Festival de Cine de Berlín, llevándose el premio mayor, El Oso de Oro.

La inteligente trama, que consta de cuatro historias separadas, unidas por un mismo concepto, nos lleva a pensar en la teoría de Hannah Arendt sobre la banalidad del mal, en especial después del extraordinario y sorprendente primer episodio, que nos prepara para los que vienen. Se titulan There is no evil, She Said, ‘you can do it”, Birthday, y Kiss Me. Pero lo que muestran los casos representados aquí, es que en el momento de tomar una decisión, no hay nada banal, y las consecuencias tendrán repercusiones que afectarán para siempre sus vidas.

Con un tono casi documental, cada episodio muestra a un ser humano que podría ser cualquiera de nosotros, o tal vez un hermano, un padre, un novio o un hijo. Son cuatro hombres que tratan de cumplir con el requerido servicio militar de su país. Son sólo dos años que les permitirán poder seguir adelante con sus vidas y conseguir un trabajo, o una simple licencia de conducir. Sin embargo, una de las órdenes que deben ejecutar se refiere a aplicar la pena de muerte a un prisionero condenado.

Es aquí cuando se ponen a prueba los principios y valores de cada uno de ellos, y no importa cuál sea el camino que decidan seguir, el resultado va a afectar su futuro y el de su familia. Porque en un gobierno totalitario, el individuo no cuenta, cuenta la defensa de la nación y del gobierno. Por eso la cinta no se detiene en el análisis de casos, o en el carácter de la culpabilidad de los condenados. Tampoco importa investigar; basta con que el régimen así lo enuncie para que la orden deba ser obedecida.

Entonces, a quien no cumple con el requisito, el sistema se encarga de castigarlo y privarlo de sus privilegios de ciudadano. Pero la disyuntiva de quien decide acatar la orden puede provocar una jugada cruel, porque quien se encargará de juzgarlo será su propia conciencia o la de sus seres mas queridos. En pocas palabras, no hay salida, y manipulando con el título, podría decirse que ‘there is evil everywhere”.

El director, acompañado de la excelente cámara de Ashkan Ashkani, usa el recurso de la variedad de géneros para mostrarnos las distintas caras de una misma situación, permitiendo que las dos horas y media que dura la película no se sientan. Es así como a veces presenciamos una verdadera obra de teatro, como la escena en que los prisioneros dialogan en la cárcel, y  en otro momento nos sentimos con la tensión que provoca un verdadero thriller, mientras en otro pasamos a un drama romántico ambientado con hermosos paisajes.

Rasoulof es un director independiente nacido en Shiraz, Irán, en 1972. Su primer filme The Twilight (2002) ganó el premio a Mejor Película en el Fair Film Festival en Irán. La segunda, Iron Island (2005) tuvo problemas de censura en Irán, y desde entonces su cine ha sido prohibido en su propio país. Pero en 2017 gana el premio mas importante en Cannes en la categoría Un Certain Regard por Lerd, A man of Integrity.

Al igual que su colega, el conocido Jafar Panahi, Rasoulof ha sido condenado a prisión en el pasado, y el régimen ha tratado de prohibirle hacer cine por 20 años. Se le negó salir del país para ir al festival en Berlín, y ninguna de sus seis producciones se muestran en Irán. Parece un milagro que esta película haya logrado realizarse con tal nivel de calidad y llegar a festivales y al público en general.

Además de la distinción en Berlín, el filme ganó el premio de la audiencia en los festivales de Seattle, Calgary, Philadelphia y Sao Paulo, e hizo parte de la selección oficial en Telluride 2020.

 

There is no Evil se presenta a partir del 14 de mayo en Coral Gables Art Cinema en Miami, y en cines virtuales.

https://www.youtube.com/watch?v=D76oa0iNZO0

 

 

Un comentario

  1. Excelente reseña!!!
    No conozco el director, pero con este artículo es una obligación verla lo mismo las otras a las que la articulista hace referencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Relacionado

Imagen bloqueada