Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Sweet Thing
Cortesía de Film Movement

Sweet Thing – El poder de la imaginación

Escrita y dirigida por Alexander Rockwell (“In the Soup,” “Pete Smalls Is Dead”) Sweet Thing es una particular historia de una pareja de hermanos que crecen en un hogar disfuncional con escasos recursos y bajo condiciones de las cuales resulta muy difícil escapar.

Si bien este tipo de situaciones puede resultar común, la manera como fue filmada, acudiendo al recurso del blanco y negro, termina siendo tan original y única que en ciertos momentos nos sentimos viendo un clásico, por lo fue premiada en el Festival de Cine de Berlín.

Es de destacar también el desarrollo del guion, que lleva de fondo una historia de amor y lealtad a pesar de las desavenencias, con una excelente actuación de los protagonistas, los propios hijos de Rockwell, Lana y Nico, que hacen los papeles de Billie y Nico respectivamente. Billie lleva su nombre por la cantante Billie Holiday, y su seductora voz hace homenaje a la cantante.

Los niños viven con el padre, Adam (otra maravillosa actuación de Will Patton) quien está separado de la madre, Eve, interpretada por la esposa de Rockwell, Karyn Parsons.

Los comportamientos contradictorios del padre que oscilan entre la ternura y las manifestaciones de amor profundo y la violencia incontrolada producto del alcoholismo, confunden a los niños en esta etapa esencial del crecimiento, y es Billie quien se da cuenta que debe tomar las riendas de la casa, aunque sigue siendo una niña.

Eve vive ahora con su nuevo novio Beaux (ML Josepher), un hombre abusivo y controlador, que no tiene reparo en atacar a los muchachos cuando éstos se ven forzados a pasar al cuidado de la madre, mientras el padre es internado en un programa de rehabilitación.

Es allí donde conocen a Malik (Jabari Watkins), un joven tan perdido como ellos, que tiene la obsesión de ir a Florida a ver a su padre. Cuando la situación se complica los tres emprenden viaje como fugitivos, y el filme toma una orientación diferente, centrada en los recursivos jóvenes.

A pesar de la condición de carencia y pobreza en que se encuentran estos muchachos, forzados a madurar antes de tiempo, la película acude a coloridos recursos que muestran la fuerza de la imaginación y el poder de los sueños, capaces de ayudarnos a superar la realidad en los momentos mas difíciles.

Sweet Thing se presenta en diversos teatros del país, y está disponible en la plataforma virtual de Film Movement

Film Movement

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Relacionado

Imagen bloqueada