Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
God Exists, her name is Petrunya
Cortesía de 1844 Entertainment

God exists, her name is Petrunya

Basada en un evento real sucedido en la ciudad de Stip en Macedonia, la directora Teona Strugar Mitevska ha creado una interesante sátira que muestra distintos aspectos de una sociedad retrasada, religiosa y sobre todo, muy patriarcal y machista.

El personaje central es Petrunya (Zorica Nusheva), una mujer de 30 años, intelectualmente preparada, que no puede conseguir trabajo. Ni sus atributos físicos, ni sus conocimientos se ajustan a lo que el medio requiere, y cada intento resulta mas frustrante que el otro.

La presión de la madre, con quien todavía vive, para que se ajuste a los requisitos de la sociedad que las oprime es una carga mas para Petrunya, hasta que un día, en un acto de osadía, producto de la misma frustración, decide desafiar el sistema.

Saliendo de su última entrevista pasa por el lugar donde se realiza una tradicional ceremonia religiosa donde sólo los hombres tienen permitido participar. Consiste en rescatar una cruz que el sacerdote tira al río, y quien la agarra de primero tendrá la promesa de buena suerte y prosperidad futura.

Desafiando la tradición, Petrunya se lanza al río y rescata la codiciada cruz, hecho que crea una verdadera revolución. La serie de acontecimientos que se desatan muestran cómo funcionan las instituciones del estado, las religiosas, los medios y la sociedad en general.

En primera instancia los hombres protestan y, acompañados por la policía y la iglesia, piden a Petrunya que devuelva la cruz. No pueden concebir que una mujer se atreva a participar en una ceremonia reservada para ellos. Pero ella no se da por vencida y decide mantener su cruz. La sigue una periodista (Labina Mitevska, hermana de la directora), la única que muestra algo de solidaridad mientras pregunta “¿qué harían si dios fuera mujer?”

La cinta representa un cuestionamiento honesto a una situación que puede aplicarse a muchas regiones del mundo, donde la sociedad misógina hace uso del cuerpo de la mujer como un objeto manipulable, obligado a cumplir requisitos que se alejan de su propia voluntad.

God exists, her name is Petrunya fue premiada en el Festival de Cine de Berlín y se presenta a partir de junio 25 en teatros y en Virtual Cinemas, incluyendo Laemmle Theaters, Los Angeles, The Music Box, Chicago, SIFF, Seattle y otros.

 

Para boletas virtuales: http://www.1844entertainment.com/petrunya/

 

Fotos cortesía de 1844 Entertainment

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Relacionado

Imagen bloqueada