Edición
49

¿Qué es la estética Camp?

Miami
Susan Sontag acuñó el término Camp para ese impresionante fenómeno estético y artificial que surgió en los años 60. ¨Un buen gusto dentro del mal gusto¨ que nació para desafiar irónicamente la moralidad de la época.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Camp es un tipo de sensibilidad estética del arte popular que basa su atractivo en el humor, la ironía y la exageración. Suelen identificarse sus cualidades con los parámetros de la banalidad, la vulgaridad, la artificialidad, el humorismo, la ostentosidad y el carácter afeminado.

Susan Sontag, filósofa norteamericana, ha escrito una serie de ensayos acerca de la estética Camp, para dar a conocer y entender su estilo y significado. Recientemente, en el año 2019, en el Instituto de la Moda del Museo Metropolitano de Nueva York, se ha realizado una muestra sobre esas Notes on Camp, escritas en los años sesenta.

El concepto fue acuñado por Sontag y tiene relación con la belleza de lo horrible e irreverente. Y por sobre todas las cosas, tiene el componente de lo performativo. El Camp quiere que lo veas, que participes y te maravilles con su estética kitsch.

La palabra viene del francés Se camper, que significa posar de una manera exagerada. Últimamente esa definición abarca mucho más que una pose, se corresponde a una estética completa. En cualquiera de sus formatos se caracteriza por el énfasis en la ostentación y la exageración de las situaciones. En ocasiones sus atributos clave suelen relacionarse con la artificialidad, la frivolidad, su poca profundidad artística y el exceso de elementos que componen su estilo.

Actualmente vamos un poco más allá de estas consideraciones y se le agrega una connotación sensual y sexual que hace coincidir a la estética Camp con la cultura LGTB. Hay que recordar que este estilo se origina en el período de la cultura del closet, en el que popularmente se aceptaba la homosexualidad como afeminamiento, y las corrientes artísticas del momento exaltaban la femineidad en la masculinidad y lo femenino en la femineidad misma.

 

Recientemente se ha estrenado la serie en Netflix de los Diarios de Andy Warhol, donde más allá de su arte se explora la homosexualidad y la privacidad del artista. En este documental es remarcable la producción de fotos de Warhol vestido y maquillado de mujer, queer, emulando lo que una vez hizo Marcel Duchamp a principio del siglo XX cuando posó como su alter ego femenino, Rose Selavy. En la serie, nos adentramos en el mundo americano desde los años sesenta hasta los ochenta, y allí aparece la modalidad Camp en todo su esplendor, el desate sexual, el cambio de género, y la necesidad de Andy Warhol de ser excéntrico, de llamar la atención con un personaje creado por sí mismo. Es uno de los primeros artistas que construye su vida alrededor de un personaje. su icónica peluca, su personalidad retraída, su escaso vocabulario, su manera evasiva e incoherente de contestar en las entrevistas, le dieron a Warhol un aire de misticismo que generaron la ridiculización y la burla; pero en realidad es lo que él hace con su entorno.

El concepto fue acuñado por Sontag y tiene relación con la belleza de lo horrible e irreverente y  tiene el componente de lo performativo. El Camp quiere que lo veas, que participes y te maravilles con su estética kitsch. Se vale del humor negro para tratar las tragedias sociales y los temas tabúes, dando como resultado una broma alegórica sobre la sociedad.

Drag es una performance artística en la que una persona utiliza prendas culturalmente asignadas al género opuesto. El Drag es la representación dramática de una mujer-hombre de caricatura y de tono popular, que puede apreciarse bajo la forma de teatro de variedades y comedia musical. Su origen fue una intención de burla a los roles de género tradicionales, al comportamiento de la aristocracia y los convencionalismos de la etiqueta social.

El Camp se define por la ridiculización de la dignificación social y la cultura masiva, su humor se basa principalmente en mofarse de algún tema, frase, estilo u objeto. Normalmente son temas socialmente enaltecidos que se tornan una caricatura al incluir gran cantidad de elementos vulgares, que exageran el mal gusto del objeto con intención grotesca. El Camp se vale del humor negro para tratar las tragedias sociales y los temas tabúes, dando como resultado una broma alegórica sobre la sociedad.

La literatura Camp se centra en la persistencia de lo ingenioso y lo absurdo como elementos principales de una obra destinada al consumo popular. Basa su argumento en el dramedy, goza de un estilo libre, de tono ligero, hay erotismo, romanticismo y exageración; sin dejar de lado el componente Drag como una crítica a los roles de género tradicionales, a el comportamiento de la aristocracia y a las apariencias de los protocolos de la sociedad.

Una de las obras Camp en la pintura es la del Rey Luis XIV de Francia, se encuentra en el Museo del Louvre, y es la obra representativa del Gran Siglo Francés de Hyacinthe Rigaud.  Luis XIV fue uno de los más importantes monarcas de la época, durante su reinado situó a Francia en el liderazgo continental y construyó el fastuoso Palacio de Versalles, dentro de un ambicioso programa de imagen que incluyó también el coleccionismo de arte y el mecenazgo. Lo curioso del cuadro es la representación del Rey Luis XIV, en la quintaesencia de su poder absoluto, la minuciosidad de las vestiduras reales, con el manto forrado de armiño y sus ropajes de terciopelo, bordados con brocados y organza. Pero, en sus pies calza unas zapatillas blancas con tacón alto y lazo rojos, medias blancas de tafetán y encajes en las muñecas También lleva una voluminosa peluca de pelo natural. Todos detalles que informan sobre la moda de la época, pero el rey, que es aficionado a la danza, está posando en una de las cinco posiciones del ballet. Este detalle no ha pasado desapercibido para los creativos de la moda; John Galliano ha incluido en su colección para Martin Margiela, en el año 2019, una réplica e interpretación de los zapatos del rey Luis de Francia.

La estética Camp es compleja porque integra todos estos componentes y ninguno de ellos cuenta por sí solo. Se define con una exageración de adjetivos dignos de su estilo. Es una corriente relacionada con las formas de arte Kistch, vulgar, popular y a la vez colosal y extravagante. El Camp, en cualquiera de sus formatos, se caracteriza por el remarcar lo estridente de las situaciones, por hacer femenino todo lo que encuentra a su paso y por deconstruir los estereotipos de género a la hora de vestir, adoptando el estilo flamboyant para hombres como para mujeres. Pero, si pudiéramos reducir el estilo Camp a su esencia quizás podemos sintetizarla en el poder que tiene de transformar algo popular e insignificante en una expresión colosal y extravagante, fuera de los convencionalismos de todas las épocas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos
Relacionados

Imagen bloqueada