Yovani Bauta y Frank Chinea Inguanzo, Diarios al filo de lo áspero

Por Letra Urbana
Diarios al filo de lo áspero
Nuevo Expresionismo en Barrio Workshop Art Space
 Del 2 de Diciembre del 2011 hasta el 14 de Enero del 2012

Por Willy Castellanos y Adriana Herrera Téllez


“No hay territorio tan habitado por las vivencias como la imagen del hombre”, sostiene Yovani Bauta (Matanzas, Cuba, 1955), para quien la representación del cuerpo humano ha sido una clave omnipresente, inseparable de lo autobiográfico. A comienzos de esta década, sus torsos y espaldas contenían signos de sus propias pérdidas, captados en primeros planos que rozaban lo abstracto. En The Forgotten (Los 0lvidados, 2011), su serie más reciente y de mayor fuerza, la base documental es tan esencial como la lección de Lucian Freud sobre los cuerpos. La elección de los retratos de personajes reales, extraídos de sus vivencias más cercanas, está marcada por un nuevo realismo de base fotográfica y filiación neo-expresionista. Como si estuviera enfocando a través del lente, Bauta reafirma lo esencial en la figura humana –la mirada herida, las manos nudosas y maltratadas, la botella de cerveza en su último sorbo- mientras somete el lienzo a un violento tratamiento de amplios trazos rojos, caprichosos e impredecibles. Capta, con la visceralidad de haberlos visto, la frustración y el desamparo, en una serie cuya fuerza deriva de la tensión entre una pintura profundamente personal e intimista –en la que termina autorretratándose-, y una obra capaz de expresar la tensión y el drama de un tiempo y una colectividad. Un bosquejo conmovedor sin dudas, de ese “Otro Miami” marginal y alienado, de quienes se desplazan por la urbe sin automóvil ni recursos.
Frank Chinea Inguanzo (Sancti Spiritus, Cuba, 1952)
En el universo simbólico de Frank Chinea Inguanzo (Sancti Espíritus, Cuba, 1952) hay elementos surrealistas y una narrativa pictórica que escala gustosa hacia lo chagalliano. Pero es la presencia del Algos –el “dolor” en Griego-, la que matiza un espacio introspectivo y autobiográfico que puede ser tan dramático como por momentos, dotado de una poética de lo pueril, en extremo sugestiva.
La obra de “Paco” Chinea navega en el mar de las nostalgias, tantos las personales como la de los movimientos fundadores de la modernidad. Con una pincelada cargada de recuerdos y empastada de un oleo profundo y emotivo, el autor escarba los laberintos de su vida, en una suerte de monólogo interior que regresa desde la lejanía del subconsciente. Así, la pérdida de su padre o la de la mujer amada –y luego recuperada-, se convierten en las alargadas sombras de las figuras fantasmales, solitarias, que habitan los grandes vacios de algunos de sus lienzos. Pero también están las flores, el caballo o las arquitecturas festivas de ciudades profusas y alumbradas, que remiten a espacios oníricos y casi siempre nocturnos y flotantes, como pertenecientes a una utopía de la levedad. Chinea Inguanzo es un autodidacta, un verdadero Outsider con una potente carga de espontaneidad a su favor; una carga que puede convertirse en emoción plástica y en valor estético. Trabaja desde el contraste –temático, de escalas, de ambientes y situaciones- construyendo el espacio de un universo anárquico donde cada submundo o cada partícula del lienzo, por pequeña que sea, se convierte en el escenario de un relato autónomo que se incorpora paulatinamente a una historia superior y envolvente. Una historia de afectos y desencuentros, de utopías y frustraciones: una historia cotidiana en resumen, que expresa la naturaleza de un arte no sólo profundamente conectado a la vida, sino indisolublemente ligado a ella.

BARRIO WORKSHOP ART SPACE
518 West Flagler Street, Miami, Forida 33130
Teléfono: 305. 547.2325
Email: barrioartspace@gmail.com

Horarios: Lunes a Sábado, de 3:00 pm a 7:00 pm.