The Dinner, nominada al Oso de Oro en Berlín

Por

El director israelí radicado en New York, Oren Moverman, utiliza un elenco de excelentes actores como Richard Gere, Laura Linney, Steve Coogan y Rebecca Hall para componer el cuarteto que conforma el nuevo montaje de The Dinner, basada en el bestseller de Herman Koch, nominada al Oso de Oro en Berlín.

La novela fue publicada por primera vez en Holanda en 2009, y cuenta con dos adaptaciones anteriores, una en 2013 dirigida por el holandés Menno Meyjes y otra en 2014 a cargo del italiano Ivano De Matteo, ambas con varios premios y nominaciones.

La temática gira alrededor de dos parejas de posición económica holgada, que se reúnen para una cena en un prestigioso restaurante, donde se proponen tener una conversación civilizada, sobre hechos poco civilizados cometidos por sus hijos.

A medida que se van sirviendo los refinados manjares que conforman la cena, surgen altercados que los hacen recapacitar sobre lo que acontece, al tiempo que reflexionan sobre hechos del pasado. Esto hace surgir la verdadera identidad de cada uno de ellos, mostrando reacciones inesperadas que en ciertos momentos resultan un tanto recargadas.

Paul Lohman (Steve Coogan) es  un profesor de historia con problemas psicológicos, cuya esposa Claire (Laura Linney) trata constantemente de protegerlo de sus propios instintos. Su hermano Stan (Richard Gere) es una figura pública que se está lanzando para gobernador, y está casado con una mujer mucho mas joven, Katelyn (Rebecca Hall).

El tema de la novela da para muchas interpretaciones y adaptaciones que se aplican casi a cualquier sociedad, y en este caso, Moverman maneja el argumento para hacer una especie de sátira social, utilizando los sofisticados protocolos de un restaurante de alta categoría que se esmera por impresionar a un político importante. Mientras algunas escenas fallan, otras realmente logran mostrar lo irónico de la situación.

Por otro lado la cinta se maneja como un thriller que busca resolver lo que empieza siendo una travesura adolescente que se sale de las manos, y sirve de reflexión acerca de los principios morales que se tejen al interior de cualquier núcleo familiar, probando hasta dónde somos capaces de llegar para defender un hijo.

Tangencialmente se tocan otros temas como la Guerra Civil, el racismo, la política, la educación, dando a veces la sensación de querer abarcar demasiado, quitándole protagonismo a la trama central, en esta obra que resulta bastante íntima y teatral. Sin embargo, el montaje es entretenido y nos mantiene en expectativa a todo momento.

 

 

 

Tags: , , ,

Artículo por:

Gisela Savdie

Gisela Savdie
Bachelor of Fine Arts, USA. Master of Arts, USA. Escuela de Bellas Artes, Colombia.Doctor en Odontología, Colombia. Autora del libro "Neurofisiología de la Oclusión", declarado texto oficial por la OMS. Actualmente reside en Miami y se dedica a la fotografía y la escritura. Expuso su trabajo fotográfico en Colombia, Argentina, Shanghái y distintas ciudades de los Estados Unidos. Continúa participando en exhibiciones individuales y colectivas dentro del país y a nivel internacional.