“Soy un hombre de muchos devenires “. Recordando a Tato Pavlovsky

Por

El autor, dramaturgo y psicoterapeuta nacido en Buenos Aires en 1933 murió a los 81 años el pasado 4 de octubre  dejando detrás una amplia carrera con un importante aporte a la comunidad.

Recordamos a Eduardo Pavlovsky, Médico, Psicoanalista, como el pionero del psicodrama y alguien que expuso a la sociedad temas urticantes del ámbito político y social. Formado en el Moreno Institute de New York fue autorizado, junto a otros colegas, a constituir la Asociación Argentina de Psicodrama y Psicoterapia de grupo.

Desarrolló un trabajo prolífico en el que produjo más de 20 obras sobre de teatro, filmaciones, ensayos, libros de psicoanálisis, novelas además de un desempeñarse como actor y director. Fue galardonado con el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional del Sur de Bahìa Blanca y analista de la historia.

Publicó el primer texto de psicodrama grupal “Psicoterapia de niños y adolescentes”; realizó entrenamiento profesional, talleres y atención clínica desde su trabajo como terapeuta. Abordó la Infancia con temas como el robo de niños en la dictadura, llevándolo al cine. 

Entre sus obras destacadas  se encuentran “El Señor Galíndez”, “Telarañas”, “Potestad”, “Paso de dos”, “Rojos globos rojos”, “Poroto” y  “La muerte de Marguerite Duras”. Y él mismo actuó en “El Santo de la espada”, “Los herederos”, “El exilio de Gardel”, “Las mujeres llegan tarde”.

En su trayectoria enseñó a los colegas y discípulos que se formaban con él, a reconocer a valiosos dramaturgos y referentes del arte como Margarite Durás, Antonin Artaud, entre otros. Pero,  el  desempeño de Tato en los grupos terapéuticos dejó una marca inborrable en sus congéneres. Sus destreza como hombre de teatro le agregó un increíble valor a ello; y su sensibilidad enriqueció siempre sus guiones, su manera de dirigir, sus actuaciones y cada una de sus participaciones con los otros.

[youtube id=”pByKKlTLJ0w”]