Ronit Elkabetz. Se interrumpe Una brillante Carrera artística

Por

La actriz israelí Ronit Elkabetz, a quien vimos recientemente con su majestuosa obra  Gett: El proceso de Viviane Amsalem (2014) en la cual hace de directora y actora, y como Presidente del Jurado en la sección Semana de la Crítica en el Festival de Cannes de 2015, ha fallecido, en la madrugada del martes 19 de abril,  a la temprana edad de 51 años.

Elkabetz, madre de dos hijos, murió víctima de un cáncer, interrumpiendo una exitosa carrera cinematográfica que escalaba cada vez mas, tanto por su habilidad como actriz como por sus dotes en la dirección, rol que ejerció en compañía de su hermano Shlomi Elkabetz.

La famosa trilogía que retrata la vida de una mujer de origen marroquí en Israel víctima de un mal matrimonio, del cual no puede salir por negativa del marido a concederle el divorcio, fue la que le dio mayor reconocimiento internacional. Consta de tres películas: Prendre femme (2004), Shiva o Siete Días (2008) y Gett: El proceso de Viviane Amsalem (2014).

thumbnail_Screen Shot 2016-04-19 at 5.16.28 PM

Con la película Gett, Elkabetz recibió el premio Ophir a la Mejor Película, el equivalente a los Oscar en Israel. Esta cinta recibió además nominación como Mejor Película extranjera en los Globos de Oro en 2015, y fue la postulada por Israel a los premios Oscar en esta misma categoría.

Elkabetz ha puesto en tela de juicio el problema de la confrontación entre el tradicionalismo y el fanatismo religioso con las costumbres progresistas y liberales consecuencia del progreso; este tema de gran actualidad aqueja no sólo a la sociedad israelí sino a la de muchos otros países del mundo cuyas instituciones se encuentran atadas a la religión.

Otras películas en las cuales participó en su andar entre Israel y Francia son Matrimonio tardío (2001), Origine controlée (2001), Alila (2003), Mon Trésor (2004) y La banda nos visita (2007). Participó también en la película de André Techiné, La chica del tren (2009) y en Sangre y polvo (2010) de Fanny Ardant.

Charles Tesson, delegado en Francia de la Semana de la Crítica considera que gracias a su trabajo el cine israelí se encuentra en el nivel tan alto que ha alcanzado hoy día.