PERSONAL SHOPPER

Por

PERSONAL SHOPPER

 

Olivier Assayas incursiona en el mundo de los fantasmas 

La premisa para ver la nueva película de Olivier Assayas, Personal Shopper, es que no todo requiere una explicación, y menos una explicación lógica, sobre todo cuando se trata de elaborar un duelo, donde podría decirse que todo  está permitido, hasta la evocación de poderes sobrenaturales como sucede en esta historia.

Utilizando a Kristen Stewart, la misma actriz principal de su película anterior Clouds of Sils Maria (2014) y con un rol bastante similar también, el director se dirige hacia un género nuevo, el thriller psicológico, combinado con elementos milagrosos del mas allá confrontados con la tecnología moderna.

Stewart hace el papel de Maureen, la encargada de conseguir el vestuario para una artista llamada Kyra (Nora von Waldstätten), ubicada en París y cuyo rol parece ser el de la típica celebridad superficial preocupada al extremo por la apariencia y los bienes materiales.

Pero además de su labor de asistente personal para vestir a esta estrella que le prohíbe usar su ropa, Maureen carga con el peso de la muerte de su hermano gemelo Lewis, quien sufría la misma condición cardíaca que ella y los mismos poderes sobrenaturales de médium. Los dos se habían prometido que el que partiera primero se comunicaría desde el mas allá.

Es así como cualquier signo puede parecer un mensaje de Lewis, y tratar de discernir qué viene del mas allá se convierte en una obsesión para Maureen. La búsqueda de comunicación con el hermano desaparecido es su manera de sobrellevar el duelo y la soledad, al punto que hasta los inciertos mensajes de texto que aparecen en su celular, y a través de los cuales se la utiliza para un crimen, la dominan.

La película tiene algo muy voyerista y seductor, no sólo por la excelente actuación de la protagonista, sino en el sentido en que seguimos los personajes en sus momentos de mayor intimidad, como cuando Maureen se prueba la ropa de Kyra y experimenta lo proscrito.

Aunque haya elementos inexplicables, Assayas nos mantiene absortos en la cinta donde aborda temas que podrían considerarse incompatibles con lo supernatural como la tecnología digital, y sin embargo de alguna manera funciona.

Personal Shopper hizo parte de la Selección Oficial en el pasado Festival de Cannes ganando el premio de Mejor Director, con reacciones muy encontradas por parte de la prensa.

Artículo por:

Gisela Savdie

Gisela Savdie
Bachelor of Fine Arts, USA. Master of Arts, USA. Escuela de Bellas Artes, Colombia.Doctor en Odontología, Colombia. Autora del libro "Neurofisiología de la Oclusión", declarado texto oficial por la OMS. Actualmente reside en Miami y se dedica a la fotografía y la escritura. Expuso su trabajo fotográfico en Colombia, Argentina, Shanghái y distintas ciudades de los Estados Unidos. Continúa participando en exhibiciones individuales y colectivas dentro del país y a nivel internacional.