OTRO LUTO PARA LOS REYES DEL MAMBO

Por Gisela Savdie

Oscar Hijuelos, el primer escritor hispano merecedor del premio Pulitzer de ficción por “Los Reyes del Mambo Tocan Canciones de Amor”, murió el sábado pasado a los 62 años de edad, debido a un fulminante infarto cardíaco que lo atacó mientras jugaba un partido de tenis en la ciudad de New York.

Este escritor cubano-americano, aunque se decía más americano que cubano, es considerado el pionero del mundo literario latino en Estados Unidos. Se considera que abrió las puertas a toda una generación de escritores de origen hispano que habían sido ignorados hasta el momento. Es así como posteriormente escritores como Cristina García, Julia Álvarez, Francisco Goldman, Esmeralda Santiago y Junot Díaz entre otros, tienen el  reconocimiento que merecen.

Como hijo de inmigrantes cubanos, su lengua materna fue el español, idioma que según el mismo contaba, perdió cuando tuvo que alejarse de su casa durante una larga convalecencia de una enfermedad que contrajo en un viaje a Cuba y que lo recluyó a un hospital donde se vio forzado a hablar solo ingles. Creció y se educó en New York donde pasó por varios centros educativos, obteniendo el Master en Fine Arts de City College

Por esa razón, como le sucede a tantos latinos en este país, su obra esta escrita enteramente en idioma ingles. Sin embargo la temática se concentra en las circunstancias e incidentes de la vida de los inmigrantes, tema que desarrolló con fluidez única y grandes sentimientos de nostalgia y melancolía.

La primera novela que publicó en el año 1983, “Our House in the Last World”, de tema autobiográfico, recibió el Premio Rome en 1985, otorgado por al Academia Americana en Roma. Su segunda novela y por la cual se dio a conocer fue “The Mambo Kings Play Songs of Love”, por la cual se le otorga el Premio Pulitzer en 1989. Esta obra fue llevada a la pantalla en 1992, protagonizada por Antonio Banderas y Armand Assante, y fue montada como musical en San francisco en 2005; relata la historia de los hermanos Castillo, dos músicos cubanos que emigran a New York y forman una banda que logra un ligero coqueteo con la fama representado típicamente por la aparición en el famoso show I Love Lucy para después chocar nuevamente con la inclemente realidad de los inmigrantes, plagada de frustraciones y añoranzas. La novela logra reconstruir con excelente prosa, el mundo musical neoyorkino de los años cincuenta.

Posteriormente, en 1993 publica la voluminosa obra “The Fourteen Sisters of Emilio Montez-O’Brien”, sobre varias generaciones en la vida de una familia cubano-irlandesa en Pensylvania, en 1995 “Mr. Ives Christmas”, sobre un hombre enfrentado a las consecuencias del asesinato de su hijo, en 1999 “Empress of the Splendid Season”, sobre una inmigrante cubana en New York forzada por las circunstancias a trabajar como domestica, y en 2002 “A Simple Habana Melody”, sobre un compositor cubano en Europa durante la época del nazismo, aprisionado equivocadamente por la presunción de que era judío.

En el año 2010 el escritor retoma uno de los personajes de Los Reyes del Mambo, la bella María en la cual está inspirada la canción que sirve de tema a la película, para protagonizar una nueva novela “Beautiful Maria of My Soul”, donde relata la vida de esta mujer una vez que los hermanos Castillo desaparecen de su entorno.

Su ultima publicación fue precisamente un libro de memorias, “Thoughts Without Cigarettes” (2011), donde relata, con la misma elegancia que sus obras de ficción, la realidad que vivió la comunidad latina del Alto Manhattan de la que formó parte durante sus años de infancia y desarrollo. Menciona igualmente la dificultad que tuvo siempre de quitarse la etiqueta de etnicidad que siempre se le adjudicó, hecho que aqueja a tantos escritores, no solo de ascendencia latina.

Tags:

Artículo por:

Gisela Savdie

Gisela Savdie
Bachelor of Fine Arts, USA. Master of Arts, USA. Escuela de Bellas Artes, Colombia.Doctor en Odontología, Colombia. Autora del libro "Neurofisiología de la Oclusión", declarado texto oficial por la OMS. Actualmente reside en Miami y se dedica a la fotografía y la escritura. Expuso su trabajo fotográfico en Colombia, Argentina, Shanghái y distintas ciudades de los Estados Unidos. Continúa participando en exhibiciones individuales y colectivas dentro del país y a nivel internacional.