Loveless, una de las primeras en el Festival de Cannes 2017

Por gisela
Loveless

Una de las primeras presentaciones de la Selección Oficial del Festival de Cine de Cannes, que tiene lugar del 17 al 28 de Mayo, fue la nueva cinta de Andrey Zvyagintsev, conocido por Leviatan (2014) que ganó premio por Mejor Guión en Cannes, Mejor Película Extranjera en los Golden Globes, y fue nominada a un Oscar.

En esta ocasión el director nos vuelve a mostrar un aspecto macabro de su país como es el caso de la desaparición de un niño, víctima de una mala relación de pareja, producto a su vez de las condiciones sociales y morales del sistema.

Al igual que Leviathan, la película inicia con una situación relacionada con una vivienda. Se trata de un apartamento que está a la venta por motivo de divorcio de una pareja. A raíz de esto nos vamos enterando del drama que los abriga.

Zhenya (Maryana Spivak) quedó esperando muy joven, y acude al matrimonio para poder escapar de su casa donde lleva una muy mala relación con su madre. Boris (Alexei Rozin), el padre, se casó con Zhenya por las exigencias de su trabajo, donde un jefe muy ortodoxo solo emplea personas casadas que tienen familia.

La relación se vuelve insoportable para ambos, y su concentración en su propia miseria los hace descuidar al pequeño que sufre inconsolable lo que cualquier niño de su edad teme, hasta que decide desaparecer de una manera que puede ser tan real como simbólica.

La película se centra entonces en la búsqueda del niño, una intensa, repetitiva y desesperada búsqueda donde participa un ineficiente sistema policial y un eficiente grupo no gubernamental que nos hacen casi sentir en carne propia la angustia.

Lo único que compensa el sufrimiento es la hermosa fotografía a cargo de Mikhail Krichman, quien ha trabajado con este director desde el comienzo, y la música a cargo de Evgueni y Sacha Galperine.

La guerra en Ucrania, el sistema legal en el trabajo, el sistema judicial y el estilo de vida superficial de una nueva clase se ven reflejados a través de las situaciones que plantea la historia.

Esta es la tercera vez que Zvyagintsev participa en el Festival de Cannes.