JOKER – Una de las películas mas controversiales del momento

Por Gisela Savdie

Es indudable que Joker, dirigida por Todd Phillips y triunfadora en el Festival de Cine de Venecia donde se hizo acreedora del mayor galardón, es una obra maestra no solo por la actuación de Joaquín Phoenix en el rol protagónico como Arethur Fleck, sino también por la fotografía a cargo de Lawrence Sher y la música de Hildur Guanadóttir.

Pero lo mas relevante de la cinta no son atributos artísticos y las referencias históricas a clásicos del cine y a la serie animada. Su importancia radica en el profundo mensaje social que transmite a través de un personaje de la cultura pop en este preciso momento histórico. Esto es lo que la hace no solo valiosa sino necesaria.

Arthur es un ser discriminado por la sociedad por una condición mental que padece; vive con su madre (Frances Conroy) en la caótica Gotham City que evidentemente es New York, y trabaja como payaso. Está obsesionado con el mundo del entretenimiento, representado por Robert De Niro, un presentador de televisión que alimenta los sueños de sus televidentes, otro tema significativo y de actual vigencia.

Pero Arthur es abusado constantemente por su condición, que irónicamente se manifiesta a través de una risa incontrolable, y durante las dos horas que dura la película nos encontramos agarrados de la silla con ansias de justicia.

El guion, a cargo de Phillips y Scott Silver, está bien llevado y mantiene el interés a todo momento. La energía no declina y salimos de la sala pensando que los episodios de violencia, a los cuales estamos expuestos cada vez con mayor frecuencia, pueden tener una causa que va mas allá de lo que nos presenta la noticia. La película nos hace pensar que no hay que tragar entero cuando de “el bueno y el malo” se trata, sino investigar el por qué, y darnos cuenta de que podría haber soluciones para que el mundo muestre una cara mejor.

Joker podría tener cualquier otro nombre y ser igual de eficiente, pero relacionarla con la historia de un súper héroe, mas aun con su origen, la hace mas poderosa. No es necesario estar familiarizado con la serie para entender el contexto, porque el tema es universal. De ahí la importancia del alcance masivo que pueda lograr, por el equilibrio entre la parte de entretenimiento y contenido. Es lógico también que haya dado para tanta controversia en cuanto a representar o incitar a la violencia.

La violencia social a la que se encuentra sometida la sociedad americana tiene una razón de ser, y el sistema no está tomando en cuenta las medidas necesarias para prevenirla. Por eso se llega a situaciones extremas como la que aquí se muestra.

Joker expone el típico personaje con un problema que clama atención. Desde niño la familia le ha dado la espalda, y el entorno lo ha discriminado; el sistema de salud no le ha respondido, y en el trabajo nadie muestra tolerancia, es mas, se aprovechan de él. El caso lo conocemos, y la tendencia general es ignorarlo, hasta que se presenta la reacción.

Por eso cualquier intento que nos lleve a entender y a buscar soluciones a este virus que cada vez se propaga mas, es relevante. Por eso el filme incita, no a la violencia, sino a reflexionar sobre ella. Por eso la máscara de Arthur tiene dos caras, la que le permite esconderse y la que le permite exponer aquello que para tantos como él está prohibido mostrar.

Tags: , , , , , , ,

Artículo por:

Gisela Savdie

Gisela Savdie
Bachelor of Fine Arts, USA. Master of Arts, USA. Escuela de Bellas Artes, Colombia.Doctor en Odontología, Colombia. Autora del libro "Neurofisiología de la Oclusión", declarado texto oficial por la OMS. Actualmente reside en Miami y se dedica a la fotografía y la escritura. Expuso su trabajo fotográfico en Colombia, Argentina, Shanghái y distintas ciudades de los Estados Unidos. Continúa participando en exhibiciones individuales y colectivas dentro del país y a nivel internacional.