Cómo atraer a los jóvenes lectores?. Cómo serán los líderes del futuro si los niños de hoy no leen?

Por


Letra Urbana Encuentros @ Books & Books  realizó la última reunión del ciclo 2012, en la encantadora casona de  Coral Gables,  presentando a dos panelistas de excepción, bajo la coordinación de la Lic. Monica Prandi, directora de la revista.

En esta oportunidad participó la reconocida escritora Cristina Díaz Gonzales, autora de la novela para niños The red Umbrella, que fue galardonada y record de ventas y quien acaba de lanzar su nuevo trabajo, A Thunderous wissper, en este mes de Octubre. También contamos con la presentación de la Lic. Karina Duer, educadora y story teller quien tiene una valiosa experiencia desarrollada en Sudamérica y los Estados Unidos.  Ambas invitadas son además madres y protagonistas de un momento histórico que nos obliga a revisar la cuestión de para qué leer en estos tiempos.

La presentación llevo por título: “Cómo atraer a los jóvenes lectores?”. “Cómo serán los líderes del futuro si los niños de hoy no leen?”,tema por demás apasionante que plantea nuevos paradigmas que atraviesan a todas las generaciones y tendrán un impacto en la forma que tome el mundo del mañana.
La charla resultó un lindísimo encuentro con una interesada participación del público, que tuvo como  disparador la pregunta para qué leer en una realidad cotidiana que está comandada por la imagen y la tecnología. Dado que estamos todos capturados por la fascinación de las pantallas, cómo podemos  atraer a los niños para que lean más? 

En la introducción  la Lic. Mónica Prandi, planteaba si “existe un beneficio en tratar de seguir leyendo al modo tradicional o nos favorece más la lectura de los contenidos que encontramos online?”.

Cristina Díaz Gonzales describió la lectura como una experiencia abierta, una visión inagotable de la imaginación, donde a través del contacto con un libro, se genera una sensación de encuentro con otros mundos.” Estos mundos están llenos de personajes, de sensaciones  que nos permiten disfrutarlos e imaginarlos hoja por hoja”. En este punto remarcó la experiencia única que brinda el libro ya que solo nos ofrece palabras que nos dejan a cargo de nuestra imaginación visualizar lo narrado. “La conexión que cada lector hace con las palabras y con los silencios es única”. 

La escritora también hizo un recorrido por su propia experiencia personal y cómo a través del encuentro con una novela, cuando tenía 14 años, su percepción del mundo cambió. A partir de ese instante,  su vocación por la escritura quedó sellada. Relató cómo escribió  The Red Umbrella,  una novela  vívida, que no deja de ser histórica,  que la conecta con sus antepasados inmigrantes; enfatizando el valor que le otorga a esos personajes que recrea para que los niños de este país reconozcan la experiencia del exilio, el dolor del desarraigo y el renacer de una nueva esperanza, a través de la mirada de una jovencita. Cristina  expresó su deseo  que “los niños que lo lean, lo usen como modelos de identificación, que como hijos de hispanos, encuentren sus apellidos o el  de sus amigos y que la historia represente un espejo de dos caras, de modo que sean los mismos lectores quienes se vean reflejados en su relato.” 

Por otra parte la Lic. Karina Duer  habló de la relación que el niño tiene con la tecnología y atestiguando los beneficios de esta realidad que no tiene vuelta atrás, también señaló sus riesgos. Se enfocó en lo que significa la imagen en el mundo de la tecnología. La Imagen es masiva e inmediata. Dice todo en un golpe de vista. No da la posibilidad de reflexión, no nos motiva a pensar.” Observó los problemas de vocabulario, de comprensión y dificultades de captar las ideas principales en el aprendizaje.”Hay algo que se pierde, que no ocurre y es el vínculo con Otro, la creatividad, el desarrollo de la imaginación y del pensamiento crítico.” Teniendo muy en cuenta de que estos efectos no deseados no se solucionan apagando los televisores ni desconectando las computadoras, la Lic. Duer ofreció interesantes sugerencias para evitar el empobrecimiento de  la inteligencia de los niños y alentar el desarrollo de un pensamiento más profundo.

Las dos panelistas, coincidieron en los efectos transformadores que tiene la lectura para entender mejor el mundo y quiénes somos, para desarrollar la imaginación y para conservar la memoria histórica. Ambas reconocieron que el contacto con el libro ha de seguir despertando en los jóvenes una experiencia única e irremplazable, que se podrá traducir en un  potencial descubrimiento, para marcar un antes y un después en la vida de alguien. Tal  como la escritora Christina Díaz González reconocía en su propia experiencia, solo hace falta unlibro para que ello ocurra.

Sobre el final, las preguntas del público volvieron sobre las inquietudes que plantean el uso de las nuevas tecnologías y  Mónica Prandi cerró la velada exponiendo algunos matices del desafío que este tema introduce en nuestro tiempo.