Comentando El Otro Cine: Phoenix. Los estragos emocionales del Holocausto vistos a través de una relación de pareja

Por

Christian Petzold director de Phoenix, es uno de los nombres más reconocidos del Nuevo Cine Alemán. En esta nueva película toma una aproximación particular hacia el tema del Holocausto, centrándose en una complicada relación de pareja, tema que predomina en sus producciones anteriores como Yella (2007), Jerichow (2008) y Barbara (2012).

La historia tiene lugar en el Berlín de la postguerra en 1945. Nelly Lenz, una cantante interpretada por la actriz de cabecera de este director, Nina Hoss, se encuentra de regreso.  No solo ha sobrevivido la dolorosa experiencia de un campo de concentración sino que recibió dos balazos en la cara que la han dejado desfigurada mental y físicamente. En la escena que da comienzo a la película, está cubierta de vendas y el paso de la frontera muestra la situación de incertidumbre y de tirantez que vive la región. La cirugía plástica a la que se somete le devuelve un parecido a lo que una vez fue su rostro, pero no lo suficiente para que su esposo, el pianista Johannes Lenz (Ronald Zehrfeld), a quien busca insistentemente, la reconozca.

Con un estado de tensión permanente al estilo Hitchcock, la cinta nos muestra a una Nelly robotizada que se pasea por las peligrosas calles de Berlín en busca de su marido. Su familia ha desaparecido y una amiga, Lene Winter (Nina Kunsendorf) le propone refugiarse en Haifa como opción para acabar con los fantasmas, empezar una nueva vida y recuperar la identidad judía que les fue negada por los nazis. Pero Nelly nunca se sintió judía y solo tiene una obsesión en mente, una obsesión que le ayudará a descubrir esa verdad que podría resultar tan dolorosa.

Esta es la premisa que da lugar a Phoenix, nombre del bar donde trabaja Johannes y que bien podría servir de metáfora para la experiencia que se vive en el momento. Para unos verosímil y para otros improbable, esta historia presenta situaciones que cuestionan la lealtad, los valores y los principios del ser humano, quien solo muestra su verdadera cara cuando se expone a situaciones extremas.

[youtube id=”DjXz4KkeHQw”]

 

La secuencia con que se desenvuelve el relato escrito por Petzold con colaboración de Harun Farocki e inspirado en la novela Le Retour des Cendres, de Hubert Monteilher, recuerda escenas de El Retorno de Martin Guerre (1982). Es una historia inteligente que va creando un estado de suspenso y tensión permanente, desembocando en un admirable y pausado final que solo puede ser propio de la cultura europea.

Tags: , , , ,

Artículo por:

Dra. Gisela Savdie

Dra. Gisela Savdie
Bachelor of Fine Arts, USA. Master of Arts, USA. Escuela de Bellas Artes, Colombia.Doctor en Odontología, Colombia. Autora del libro "Neurofisiología de la Oclusión", declarado texto oficial por la OMS. Actualmente reside en Miami y se dedica a la fotografía y la escritura. Expuso su trabajo fotográfico en Colombia, Argentina, Shanghái y distintas ciudades de los Estados Unidos. Continúa participando en exhibiciones individuales y colectivas dentro del país y a nivel internacional.