Oporto, final del Duero

Antonio Villalba Moreno

Una ciudad emocionante donde jardines, miradores y puentes se mezclan con calles empedradas, edificios monumentales y muchos azulejos.