Bob Dylan: “If I accept the prize? Of course.” / “¿Qué si acepto el premio? Por supuesto”

Por Clarita Spitz
BOB DYLAN - 459308_2940911041459_1605344065_o


The Nobel Prize
@NobelPrize
Bob Dylan: “If I accept the prize? Of course.”

The Nobel Prize @NobelPrize
Bob Dylan: “¿Qué si acepto el premio? Por supuesto”

 

El pasado 28 de octubre,  poco más de dos semanas después de que anunciara al cantante estadounidense Bob Dylan como ganador del Premio Nobel de Literatura 2016, la Academia Sueca publicó en su cuenta de Twitter  Bob Dylan: “¿Qué si acepto el premio? Por supuesto”.

De acuerdo con el comunicado de prensa, “La noticia sobre el Premio Nobel me dejó sin palabras”,  dijo Dylan a Sara Danius, secretaria permanente de la Academia Sueca. “Agradezco mucho el honor.”

No bien se conoció el ganador, se desató la polémica.  Ciertamente, Dylan rompe con los esquemas tradicionales de los poetas modernos.  Su obra no aparece en poemarios, ni es leída en recitales de poesía. Tampoco asiste a estos recitales.  Para muchos, Dylan es un músico, y, por lo tanto, la letra de sus canciones no constituye una obra poética.  Otros más consideran que, por ser escrita para ser cantada, su poesía no resiste el rigor de la lectura en silencio.

Mario Vargas Llosa, Nobel de Literatura 2010, consideró la designación de Dylan una manifestación de la frivolización de la cultura en nuestro tiempo.   “Bob Dylan es un buen cantante, pero no es un gran escritor, ni muchísimo menos. Hay muchos escritores que merecerían el Premio Nobel y que han quedado marginados, pero es la civilización del espectáculo, que ya llega a la Academia Sueca”, declaró.

Los defensores del premio señalan que Dylan es un escritor por mérito propio. Que su narrativa es ante todo prosa en poesía y que, antes de cantarlas, debió escribir la letra de sus canciones.  No falta quien considere que Dylan no necesita el Nobel, pero que el cada vez más desprestigiado Nobel sí necesita a Dylan.

Más allá de la polémica está la poesía. El poeta no inventa el lenguaje. El poeta utiliza las palabras para reflejar una época, para compartir la vida.  Los poetas son la conciencia de la sociedad. Su obra representa el espíritu de su tiempo.  Y en la obra de Dylan, ese espíritu está presente.   “Una buena composición muestra a las personas una faceta de sí mismas que desconocen”, dijo el mismo Dylan.  Eso es lo que reconoció la Academia Sueca cuando le otorgó el Nobel, “por haber creado nuevas expresiones poéticas en el marco de la gran tradición de la canción americana”.

Para el Comité Nobel, la literatura puede ir más allá de los límites de los libros, la literatura es parte de nuestras vidas.  Fueron quizás proféticas las palabras de Dylan cuando compuso el tema For the times they are a-changin.  El cambio se veía venir ya en 2013 cuando se concedió el Premio Nobel a la canadiense Alice Munro, Maestra del relato corto, por sus cuentos.  Ciertamente, los tiempos están cambiando, la controversia se instala y el debate queda abierto.

No es claro aún si Dylan asistirá a la ceremonia de entrega de los galardones el próximo 10 de diciembre, aniversario del fallecimiento de Alfred Nobel, en Estocolmo.  En una entrevista anunciada como exclusiva mundial por el diario londinense The Telegraph, el cantante asegura que irá a recoger el Nobel… si puede.

 

Artículo por:

Clarita Spitz

Clarita Spitz
México – Colombia – USA. Magister en Educación con énfasis en Estrategias Educativas para Biblioteca y Salón de Clases, Vermont College - Norwich University. Diplomada en Promoción de Lectura. Docente, bibliotecaria. Autora de numerosos artículos y de libros de cuentos infantiles. Premio XVI Concurso Nacional de Cuento Infantil de Comfamiliar del Atlántico (2008). Actualmente dedica su tiempo a escribir y trabajar en consultoría y liderazgo de talleres de Promoción y Animación de la Lectura. Vice Presidenta de la Regional Latino Americana del Consejo Internacional de Mujeres Judías (ICJW).