Incluido en: Edicion:

Lo humano en tiempos del control tecnológico

Miami

Por
Lo humano en tiempos del control tecnológico | Letra Urbana

A un nivel, la utilidad, la comodidad y la practicidad que producen los objetos tecnológicos es indiscutible. Esos productos seducen y encantan al punto de dejarnos atrapados bajo los efectos de fascinación. Es precisamente este estado hipnótico que se observa el que nos hace preguntarnos si los adelantos tecnológicos son realmente avances. Quizás más todavía, ¿a dónde va a parar el "ser" humano en los tiempos de la tecnología?

¿Es cierto acaso, que en estos tiempos de MSN, de Facebook, de E-Mail, de I-Phone, las personas estemos más comunicadas interpersonalmente?

Antes de comenzar estas notas, debería empezar diciendo que soy de otra generación, y que tal vez la informática y todas sus múltiples aplicaciones tecnológicas, no formen parte de mi mapa genético.

Continuaré diciendo por otro lado, que tampoco comulgo con la expresión bíblica de que todo tiempo pasado haya sido mejor…

Hechas las aclaraciones del caso, entonces puedo decir que me encuentro dispuesta a compartir estas reflexiones.

Hace algunos días les pregunté a mis hijos, por qué insistían tanto en abrir una cuenta en Facebook, tan de moda por estos días. A lo cual ellos me respondieron que de este modo uno puede tener más amigos, conocer más gente…Es que acaso es posible hacerse de amigos sin compartir con ellos algo sustentado en una realidad temporo-espacial? Sin que esa relación incluya experiencias, sentimientos, vivencias y emociones?

¿Es cierto acaso, que en estos tiempos de MSN, de Facebook, de E-Mail, de I-Phone, las personas estemos más comunicadas interpersonalmente?

Como quien tira una piedra plana en un el agua haciendo “sapitos”, una pregunta me fue llevando a otras:
¿Es cierto, acaso, que con tanto You Tube, MP3, I-Pod, I –Tunes, las personas se hayan puesto a cantar más, o a tocar más instrumentos, o desarrollen una audición más sensible y selectiva?

¿Es cierto acaso que con tantas cirugías estéticas en procura de la “belleza” y la eterna juventud, las personas se conecten más y mejor en la intimidad de las cobijas?

¿Será que con la facilidad y velocidad, con la que obtenemos respuestas inmediatas en Google, nos hemos vuelto menos tolerantes a la angustia que provocan las preguntas, y el no saber?

¿Es cierto acaso que con tanto acoso de información que nos envuelve, se haya vuelto el hombre más solidario con sus semejantes o más promotor de cambios en su entorno?

¿Será que con la facilidad y velocidad, con la que obtenemos respuestas inmediatas en Google, nos hemos vuelto menos tolerantes a la angustia que provocan las preguntas, y el no saber?

¿Será que la facilidad para obtener imágenes con las cámaras digitales nos ha alejado del don de estrujar la belleza, hasta exprimirla gota a gota?

¿Será que con tantos controles tecnológicos que afectan nuestra vida cotidiana, nos estemos alejando de lo esencialmente humano, de nuestra dimensión subjetiva?

Pues entonces sería bueno recordar que, usando como metáfora el recurso informático de presionar las teclas Alt+ Control +Delete (borrar), para solucionar algunas fallas en el sistema, no corramos el riesgo que de tanto Control seamos nosotros los sujetos humanos los que quedemos Borrados del sistema.

Artículo por:

Alejandra Czarny

Alejandra Czarny
Canta- autora. Musicoterapeuta. Formadora Docente. Profesora de Educación Musical con niños. Maestra de canto. Ha conducido y producido su propio proyecto radial. Actualmente se dedica a dar clases de canto y hacer presentaciones personales, en los Estados Unidos y Argentina. 

Tus comentarios nos ayudan a crecer. Gracias!