Incluido en: Edicion:

“La gente debería tener menos miedo a las enfermedades más miedo a las píldoras”. Entrevista a Allen Frances.

San Diego

Por Mónica Prandi
“La gente debería tener menos miedo a las enfermedades más miedo a las píldoras”. Entrevista a Allen Frances. | Letra Urbana

Las crueles paradojas de las respuestas que da la ciencia.

 

Nuevamente tuvimos la ocasión de conversar con el doctor Allen Frances, quien es un indiscutido referente en la psiquiatría de los Estados Unidos.[1]

El Dr. Frances llevó a cabo una reconocida labor tanto en el ámbito clínico como de investigación y académico. Su experiencia y sus conocimientos le dan autoridad para participar en las discusiones cumbres donde se debaten los criterios que se usan para curar la enfermedad mental. Sus opiniones también extienden su enfoque y sus preocupaciones al ámbito de la salud en general.

Practicar una medicina y una psiquiatría que no confunda los procesos normales con la enfermedad, acorde a las necesidades particulares de cada persona, convendría que fuera la norma y la ética que regule todo el campo de la salud. Sin embargo, tanto las experiencias de los pacientes como las estadísticas señalan que las desviaciones, la falta de personalización de los tratamientos y los excesos hacen que lo que debería ser la norma, se vuelva una excepción.

El doctor Frances se hace eco de aquellas cuestiones que revelan el mal funcionamiento en el sistema de salud y en particular de la salud mental.

¿Cuál es la situación actual de diagnóstico y tratamiento de los trastornos mentales?

Hay una ilusión generalizada de que casi todo lo malo que nos sucede puede resolverse con una píldora.
La gente debería tener menos miedo a las enfermedades más miedo a las píldoras. La medicina, que es muy eficaz para unas pocas personas, puede ser muy peligrosa para muchas otras.

 Allen Frances

Allen Frances

Los profesionales de salud mental, ¿cuentan hoy con el tiempo suficiente para hacer un buen diagnóstico del paciente que están atendiendo?

Los doctores son responsables por prescribir y la gente por ir a las clínicas esperando una pastilla para sanar.
Los médicos tienen muy poco tiempo para hablar con los pacientes. La forma más rápida de atender una visita en el consultorio es prescribir una píldora. Las compañías farmacéuticas engañosamente promueven las pastillas como si ellas pudieran resolver todos los problemas.Los médicos tienen muy poco tiempo para hablar con los pacientes. La forma más rápida de atender una visita en el consultorio es prescribir una píldora.

¿Ve la posibilidad de promover un cambio de hábito en la cultura?

Las grandes farmacéuticas son muy poderosas ahora, pero también lo fue la industria tabacalera hace 25 años. La indignación pública hacia las compañías farmacéuticas está creciendo y en un futuro no lejano puede llegar a preocupar a los políticos de tal forma que se animen a controlar el poder de las farmacéuticas. En la actualidad muchos de ellos temen más a los grupos de presión de estas empresas que al público al que están destinados a servir.

libro¿Cuál es su posición en el tema de legalización de la marihuana?

La marihuana tiene riesgos para algunas personas, pero es mucho más segura que los opiáceos y las benzodiacepinas con receta, y otras drogas de la calle.

Usted dice que la neurociencia avanzó mucho últimamente, pero que todavía no ayudo a la gente. ¿Cómo es esto?

El cerebro humano es la cosa más complicada del universo y no revela sus secretos fácilmente.

¿Por qué los errores médicos son la tercera causa de muerte? 

Demasiados médicos tratan solo estudios y análisis, pero no a la gente. Se hacen excesivos procedimientos quirúrgicos; hay hospitales desorganizados que son caldo de cultivo para bacterias nocivas; insuficiente comunicación entre el personal médico; diagnósticos precipitados y, además, la seguridad de los hospitales es un tema tabú y relegado.
La cantidad de personas que mueren cada día por errores médicos equivale a dos aviones jumbo que se han estrellado, pero hacemos muy poco para identificar y prevenir las causas. Los aviones son tan seguros porque se trabaja muy duro en la seguridad de las aeronaves. Los hospitales son tan peligrosos porque ocultamos sus errores.

¿Cómo puede la gente informarse para estar más advertidos de los peligros de la medicación y los errores médicos?

La marihuana tiene riesgos para algunas personas, pero es mucho más segura que los opiáceos y las benzodiacepinas con receta, y otras drogas de la calle.Cuando usted visite un médico, siempre tenga tres preguntas listas. Mantenga siempre una lista actualizada de todos sus medicamentos y eche un vistazo en Internet cuáles son las dosis adecuadas, efectos secundarios e interacciones de esos medicamentos. Piense que cualquier nuevo síntoma físico o mental puede ser el efecto secundario de un medicamento.

¿Por qué no es obligatorio dar nuestro consentimiento informado cuando nos prescriben una medicina?

Los medicamentos pueden hacer que la vida de una persona sea mucho mejor o mucho peor. Por desgracia, las medicinas a menudo se prescriben en forma descuidada y después de visitas muy cortas, donde el médico no llega a conocer realmente al paciente y tal vez ni siquiera sabe todos los otros medicamentos que está tomando. Los pacientes necesitan protegerse de medicamentos que puedan hacerles más daño que favor. El consentimiento informado debería ser obligatorio, pero no lo es, por lo cual uno tiene que mantenerse alerta e informado. Antes de aceptar una medicación siempre hay que preguntar por qué se la prescriben y cuáles son los riesgos y beneficios.

En sus viajes recientes, ¿cómo observó que funciona la Salud Mental en otros países?

En casi todos los países existen las mismas crueles paradojas: demasiadas pastillas psiquiátricas tomadas por los que están sanos, aunque preocupados, pero se abandona a los enfermos graves.

¿Cuáles son los modelos de salud mental que usted haya visto que funcione mejor?

Los EE.UU. es el peor lugar para tener una enfermedad mental grave – aquí tenemos 350.000 pacientes en la cárcel y 250.000 debido a la inadecuada asistencia comunitaria y de vivienda. Los mejores lugares son Italia y los países nórdicos.

[1]Allen Frances MD es profesor emérito de la Universidad de Duke y ex Presidente del Departamento de Psiquiatría. Presidió el Grupo de Trabajo IV DSM. Autor de Fundamentos de diagnóstico psiquiátrico y Saving Normal, traducido recientemente al castellano como ¿Somos todos enfermos mentales?

Artículo por:

Mónica Prandi

Mónica Prandi
Fundadora y Directora de la revista digital Letra Urbana. Psicoanalista. Lic. en Psicología, Argentina. Master of Science in Psychology, USA. Licensed Mental Health Counselor, en el Estado de la Florida. Se dedica a la práctica clínica privada en la ciudad de Miami. Actualmente investiga y divulga las ideas y teorías que contribuyen a entender las transformaciones que observamos en el hombre contemporáneo, bajo los efectos de la globalización. 

Tus comentarios nos ayudan a crecer. Gracias!