Incluido en: , Edicion:

La batalla para salvar la Normalidad de los excesos de la psiquiatría

Entrevista al Dr. Allen Frances
San Diego

Por
La batalla para salvar la Normalidad de los excesos de la psiquiatría | Letra Urbana

La reciente edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, DSM-5 desató una fuerte polémica. Los nuevos criterios diagnósticos y la industria farmacológica empujan a hacer desaparecer lo que hasta ahora el hombre vivió como Normal.

Entrevista al Dr. Allen Frances

El DSM, Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, en inglés Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, es el referente obligado que se usa para determinar diagnósticos, tratamientos, coberturas de los seguros médicos, en el campo de la salud mental. Este libro,  que se ha convertido en la biblia que orienta todos los diagnósticos  desde la década del 50, cuenta con una nueva versión desde mayo de 2013. El DSM -5  es la nueva edición e incluye  cambios que despertaron una fuerte controversia que provocó las reacciones de  destacados profesiones y fue rechazado por el National Institute of Mental Health, el Instituto Nacional de Salud Mental de los Estados Unidos.

Saving-Normal
El Dr. Allen Frances, fue el director del equipo de profesionales que escribió el DSM IV y es Profesor Emérito  de la Escuela de Medicina de la Universidad de Duke, donde ocupó el lugar de Director del Departamento de Psiquiatría. El Dr. Frances hoy  sostiene una decidida posición crítica respecto a los excesos diagnósticos y la consecuente medicalización de los malestares de la vida ordinaria, que son alentados según los criterios introducidos por el DSM-5.

 

El Dr. Allen Frances, fue el director del equipo de profesionales que escribió el DSM IV y es Profesor Emérito  de la Escuela de Medicina de la Universidad de Duke

 

Conversamos con el Dr. Frances acerca de su reciente libro Saving Normal: An Insider’s Revolt Against Out-of-Control Psychiatric Diagnosis, DSM-5, Big Pharma, and the Medicalization of Ordinary Life donde vuelca sus preocupaciones sobre  la inflación diagnóstica, la desaparición de la “normalidad “y sobre cómo, de esta manera, la psiquiatría se distrae de atender a los enfermos que realmente necesitan tratamiento.

Saving Normal: An Insider’s Revolt Against Out-of-Control Psychiatric Diagnosis, DSM-5, Big Pharma, and the Medicalization of Ordinary Life, refleja el impacto desde su perspectiva privilegiada. ¿Por qué esa rebelión fue su primera reacción?

Lo que me sorprendió es que Saving Normal haya sido una historia tan importante y que la prensa haya captado los problemas tan bien. Creo que se ha hecho evidente para los observadores más atentos que el diagnóstico descuidado y la excesiva medicación psiquiátrica son ahora un problema generalizado de salud pública perjudicando a millones de personas. Diagnóstico descuidado y la excesiva medicación psiquiátrica son ahora un problema generalizado de salud pública perjudicando a millones de personas.

 

Teniendo en cuenta los criterios diagnósticos del DSM5, qué es lo que hoy se consideraría normal?

Muchos de nosotros tenemos los problemas esperables de la vida, que van a mejorar por sí solos o manifestarán las diferencias individuales que deben ser respetadas,  porque ellas dan variedad y sabor a la vida. En cambio, estas diferencias son a menudo mal diagnosticadas como trastornos mentales y se tratan con medicamentos. Otro punto es que los problemas sociales son a menudo ignorados y en cambio se culpan como problemas a las víctimas individuales. El mejor ejemplo de ello es que deberíamos estar gastando más dinero para reducir el número de estudiantes por aula y proporcionar mayor actividad física a los niños y, gastar mucho menos dinero en drogas para tratarlos por el Trastorno de Déficit de Atención, con el que se los diagnostica  vagamente.

 

¿Es posible inventar una enfermedad mental? ¿Cómo fue que los nuevos diagnósticos incluidos en el DSM5 han ganado aprobación?

Pequeños cambios en las definiciones de un diagnóstico puede resultar en que  millones de personas normales  sean diagnosticadas erróneamente como enfermos mentales. Deberíamos estar gastando más dinero para reducir el número de estudiantes por aula y proporcionar mayor actividad física a los niños y, gastar mucho menos dinero en drogas para tratarlos por el Trastorno de Déficit de Atención, con el que se los diagnostica  vagamente. Los expertos en cualquier área siempre quieren ampliar su diagnóstico y se preocupan demasiado por los pacientes no incluidos, pero no se ocupan lo suficiente acerca de las etiquetas incorrectas que le dan a la gente normal.

 

En su opinión, ¿cuáles fueron los cambios del último Siglo que contribuyeron a dar forma a nuevos síntomas?

El problema más grande es el poder de las compañías farmacéuticas. Sólo en los EE.UU. se les permite hacer publicidad directa a los consumidores por la televisión, en revistas y en Internet. La Gran Farmacología se especializa en extender los límites de los diagnósticos con la intención de ampliar los mercados para la venta de píldoras. Envían un mensaje astuto y engañoso que dice que todos los problemas de la vida son trastornos mentales que se deben a un desequilibrio químico y,  requieren una píldora como solución para mejorar. El segundo problema es que el 80% de los medicamentos psiquiátricos no son prescriptos por psiquiatras, sino por los médicos de atención primaria que tienen poca formación y menos tiempo para hacer las cosas bien y, a menudo son  demasiado influenciados por lo que se les ha dicho el vendedor de drogas que lo contacta en representación del laboratorio. Un mensaje astuto y engañoso que dice que todos los problemas de la vida son trastornos mentales que se deben a un desequilibrio químico y,  requieren una píldora como solución para mejorar. El tercer problema es que las compañías de seguros médicos, para darles cobertura a los asegurados, requieren que los doctores hagan un diagnóstico después de la primera sesión. Es demasiado pronto y probablemente equivocado. A menudo, los pacientes acuden a los médicos en su peor día y se les diagnostica inexactamente los problemas que podrían mejorar por su cuenta.

 

¿Por qué la Psiquiatría alcanzó esta situación hoy? ¿Qué debería haber logrado el DSM5 respecto a ello? ¿Por qué no fue posible?

La medicina, en general, se ha movido en las últimas décadas en dirección a ampliar las definiciones de la enfermedad, hacer pruebas y evaluaciones excesivas y tratamientos agresivos. Esto ha resultado ser todo un error, los tratamientos suelen ser peores que la enfermedad. La psiquiatría es parte de esta tendencia que tanto necesita ser corregida.  

 

Diagnosticar un trastorno mental hoy va más allá de psiquiatría. ¿Qué opina de los médicos que prescriben psicofármacos, de los maestros que dan diagnóstico de TDAH, etc…?

Conseguir un diagnóstico psiquiátrico puede ser un momento que cambia la vida. Esto debe hacerse con el mismo cuidado que tomar la decisión de comprar una casa o casarse y sólo deben hacerlo los profesionales que saben lo que están haciendo y tienen el tiempo para hacerlo bien. El mejor paso adelante en la mejora del diagnóstico psiquiátrico sería prohibir a las compañías farmacéuticas la publicidad dirigida directamente a los consumidores y las de comercialización, que de manera tan agresiva dirigen a los médicos.

 

Por un lado los niños son sobre medicados pero, a la vez muchos padres y maestros no toleran los comportamientos típicos de la infancia, como la curiosidad, movimiento, el tiempo que un niño necesita para desarrollarse. Los adultos que están a cargo de los niños a menudo recurren a profesionales de la salud para solicitar una cura de estos aspectos naturales de la infancia o para tomar decisiones en la escuela. ¿Cómo puede interrumpirse este círculo?

Los niños son los más difíciles de diagnosticar debido a  que son muy variables dependiendo de factores del desarrollo, del estrés y de circunstancias externas. Hay que ser muy cauteloso, no saltar prematuramente a conclusiones diagnósticas y hacer juicios precipitados sobre el tratamiento

 

¿Cómo resolver las más profundas consecuencias no deseadas de tratar de solucionar las dificultades humanas con una píldora?

El mejor paso adelante en la mejora del diagnóstico psiquiátrico sería prohibir a las compañías farmacéuticas la publicidad dirigida directamente a los consumidores y las de comercialización, que de manera tan agresiva dirigen a los médicos. La trágica paradoja de la psiquiatría es que mientras estamos dando excesivo tratamiento a quienes no lo necesitan, estamos descuidando vergonzosamente a los verdaderos necesitados.

 

¿Por qué es que en la actualidad la mayoría de los psiquiatras ya no practican psicoterapia?

Las compañías de seguros no les pagan para hacerlo. Esto es lamentable, porque para los problemas más leves la psicoterapia es tan eficaz como los medicamentos, es más duradera, más barata y tiene menos efectos secundarios.

 

¿Cómo podemos interpretar el progreso de la ciencia? ¿Cree usted que en el campo de la psiquiatría y la psicología hoy en día hay más recursos disponibles para hacer frente a la gravedad de la enfermedad mental? Si es así, ¿por qué la psicosis sigue resolviéndose en la cárcel?

La trágica paradoja de la psiquiatría es que mientras estamos dando excesivo tratamiento a quienes no lo necesitan, estamos descuidando vergonzosamente a los verdaderos necesitados. Los presupuestos para el tratamiento de las personas con enfermedades mentales graves se han reducido drásticamente. Un millón de camas psiquiátricas se han cerrado en los últimos 50 años, pero los fondos necesarios no se transfirieron para proporcionar una atención adecuada a la comunidad de los pacientes dados de alta. A menudo toma meses obtener una visita médica ambulatoria y las camas para una hospitalización con frecuencia no están disponibles.

Psychiatric-Diagnosis
El terrible resultado es que un millón de pacientes psiquiátricos languidecen en la cárcel por delitos no violentos, que no se habrían producido si se trataran adecuadamente. Y los pacientes psiquiátricos a menudo pasan un tiempo terrible en la cárcel donde son desproporcionadamente castigados con reclusión solitaria, lo que puede volver loco a cualquiera.

 

Mucho ha cambiado en este campo desde que Ud. empezó, ¿qué le hubiera gustado que permaneciera igual?

La psiquiatría debe seguir un modelo bio-psico-social y no limitarse tanto a la biología. El Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH, National Institute of Mental Health), persigue sólo respuestas biológicas para la enfermedad mental, lo que no producirá resultados significativos durante décadas. Mientras tanto, se ignoran las necesidades desesperadas de los pacientes actuales. La psiquiatría debe seguir un modelo bio-psico-social y no limitarse tanto a la biología.

 

Ignorando el DSM5, ahora el NIMH está creando otro sistema para identificar síntomas de enfermedad mental, basado en observaciones y en la neurobiología. Al mismo tiempo, la Asociación Británica de Psicología aumenta la polémica oponiéndose al modelo biomédico para la comprensión de los trastornos mentales. Estas declaraciones llaman internacionalmente al abandono definitivo del modelo “enfermedad – diagnóstico”, ya que presenta limitaciones conceptuales y empíricas. ¿Cuál considera usted como la mejor opción?

Es fácil criticar pero difícil llegar a algo mejor. Ya contamos con las herramientas necesarias para brindar un mejor cuidado a nuestros pacientes. El problema no es tener el dinero para financiar su prestación. Sería bueno si la gente hablara menos sobre los cambios de paradigma en el futuro  e hiciera más para ayudar a los pacientes ahora.

 

¿Cómo la psiquiatría, la psicología y la psicoterapia pudieran alcanzar un  mejor enfoque para hacer frente a la complejidad del ser humano? ¿Cree que algún día pronto, la ciencia nos dará algo más consistente que sólo aproximaciones a dicha complejidad humana?

El cerebro es lo más complicado dentro del universo conocido y revela sus secretos lentamente,  en pequeños paquetes. Más allá de su impacto real, la mayoría de los hallazgos son sobrestimados. Una mejor atención en el corto plazo vendrá de una mejor financiación, no de los avances científicos.

 

Essentials of Psychiatric Diagnosis, First Edition: Responding to the Challenge of DSM-5  , es el otro libro que acaba de publicar. ¿Qué les recomienda a los profesionales para evitar contribuir a la hiperinflación de los diagnósticos?

Essentials of Psychiatric Diagnosis entra bien en detalle para cada diagnóstico psiquiátrico. Es mucha información para resumir brevemente aquí pero, escribí un blog que extracta los 12 consejos más importantes de diagnóstico . El punto principal para los médicos es ser cuidadoso, prudente y tener en cuenta todos los diagnósticos diferenciales relevantes. El punto principal para los consumidores es estar bien informado y hacer muchas preguntas.

 

Otros profesionales que integraron el grupo de trabajo del DSM5 ¿comparten su punto de vista o se oponen?

Muchas de las personas que trabajan en el DSM 5 tienen reservas en privado, pero dan su apoyo públicamente. Hay pocos defensores externos, muchos críticos.

 

¿Qué papel cree que juega la cobertura de los medios de comunicación y las redes sociales para “salvar la normalidad”?

La batalla contra las grandes farmacéuticas es un David sin financiación versus una multimillonaria Goliat, que soporta uno de los esfuerzos de cabildeo más fuertes de Washington. Es vergonzoso pero, la única esperanza son los medios de comunicación y las redes sociales. Esto funcionó hace veinte años con las grandes compañías tabacaleras, por lo que  hay algo de esperanza en que pueda funcionar de nuevo.

Contribución en la traducción de Stephanie Dargoltz.

Artículo por:

Mónica Prandi

Mónica Prandi
Fundadora y Directora de la revista digital Letra Urbana. Psicoanalista. Lic. en Psicología, Argentina. Master of Science in Psychology, USA. Licensed Mental Health Counselor, en el Estado de la Florida. Se dedica a la práctica clínica privada en la ciudad de Miami. Actualmente investiga y divulga las ideas y teorías que contribuyen a entender las transformaciones que observamos en el hombre contemporáneo, bajo los efectos de la globalización. 

1 comentario

Tus comentarios nos ayudan a crecer. Gracias!