Incluido en: Edicion:

“El horóscopo chino es la excusa para transmitir que soy mil mujeres en una “. Entrevista a Ludovica Squirru

Buenos Aires

Por Mónica Prandi
“El horóscopo chino es la excusa para transmitir que soy mil mujeres en una “. Entrevista a Ludovica Squirru | Letra Urbana
Foto Claudio Herdener

Una astrología que orienta pero no condiciona, y donde el destino fatalista es desafiado con el libre albedrío.

Conversamos con Ludovica Squirru poco antes de su llegada a Miami. El libro del Horóscopo chino 2016 que presentará muy pronto en esta ciudad, es el pretexto para redescubrir a una mujer que surgió como actriz de vanguardia en la televisión argentina, e introdujo el horóscopo chino y el I Ching en una época en que no se conocían.
Desde hace treinta y tres años continúa explorando caminos que despertaron su propio interés y el de sus seguidores. Su encuentro con la cultura maya y asiática la dejó perpleja, pero también abierta a la complejidad que subyace más allá de lo evidente y conocido.

Las perspectivas y la intimidad que Ludovica compartió en una amena charla, dejaron en claro que es una aguda observadora, con gran sentido del humor, y que por mucho que transcribamos solo podemos captar algunos rasgos de una mujer que siempre es otra, porque se refunda en cada vuelta vivida.

¿Cómo te preparas para el nuevo año?

Los chinos aconsejan hacer una limpieza de todas las cosas que no se pudieron resolver el año anterior para no llevar ese karma como una bola de nieve en el año que empieza. El karma es lo que no se ha terminado de hacer, de pensar o de decir y estamos justo a tiempo de hacer esa alineación y balanceo antes de que empiece el nuevo año. En China sacan de las casas lo que no sirve o está roto,Las relaciones humanas están muy globalizadas y entonces me parece que eso requiere un fin de ciclo, volver un poco a una relación más humana con el prójimo. para que haya una energía positiva y nueva. Se trata de estar más despojado y liviano de equipaje porque se vislumbra un año de fuertes cambios. La parte geopolítica, climática, las nuevas epidemias del dengue y el zika -como las plagas de Egipto-, ya están sacudiéndonos un poco. El año del Mono es para estar atentos. Es el signo que tenía Buda, la dualidad Yin Yang, por un lado, es un mono peligroso que trae la guerra, la purificación a través del fuego y las catástrofes, y también la iluminación que tuvo Buda. Los monos de fuego son guerreros luminosos que vienen con nuevos paradigmas, con mensajes de solidaridad, de arreglarse más con lo que somos en vez de seguir con fórmulas que ya no se aplican a esta nueva era.

ludovica2

¿Cuáles serían esos nuevos paradigmas?

Las nuevas costumbres y formas de vida. La gente está muy apegada a la tecnología, viven más pendientes de los mensajitos de texto y los chats que de poder sentarse en la en la mesa y hablar cara cara, saber en qué andan sus hijos, conocer sus prioridades. La tecnología es un boomerang que si no la gradúas se viene en contra. Las relaciones humanas están muy globalizadas y entonces me parece que eso requiere un fin de ciclo, volver un poco a una relación más humana con el prójimo.

Hablando de lo que le espera al mundo en el 2016 según el horóscopo chino, ¿qué cambios habrá en particular para Latinoamérica y Estados Unidos?

En el horóscopo chino Estados Unidos es Mono de fuego y además va a tener elecciones. Cada país según el año de su independencia tiene también una carta natal y a partir de allí se dan también las revoluciones, los cambios y las transmutaciones. De hecho, lo que está ocurriendo es movidito y va serlo mucho más hasta noviembre. Que sea el año del Mono de fuego no quiere decir que vaya a ser fácil para los Estados Unidos, será complicado y con muchas situaciones inesperadas. El Mono de fuego trae lo inesperado, es un signo con el que hay que saber adaptarse al aquí y ahora porque todo puede pasar en un instante. El mundo no está muy amigable que digamos, la guerra está ahí, todo se está debatiendo entre Eros y el Tánatos.todo lo que la gente pone en vos como éxito se diluye, porque es una proyección. Por supuesto que lo que vos transmitís puede gustar mucho, pero no sos vos. Una vive todo el tiempo refundándose.
Lo que pase en Medio Oriente, el cuestionamiento para ver cómo integrar al inmigrante, nos hace vivir en un tiempo donde la humanidad va a tener que reformularse muchísimas cosas, sobre todo como adaptarte a esta etapa donde los políticos están más al servicio de las empresas que de las personas. Hoy la gente ya se organiza en la comunidad a través de sus voceros que pueden ser artistas, ONGs, personas dedicadas a mirar un poco más los problemas reales de la sociedad en cada lugar, eso ya está floreciendo. Hay universos paralelos en el mundo, los habrá cada vez más, el ser humano va a adaptarse a nuevas costumbres, a nuevas maneras de organizarse, por ejemplo el trueque. Hay que buscar una energía nueva para poder compartir y yo creo que el trueque va a volver. Estoy muy a favor del trueque.

¿Qué es aquello tan favorable que se pone en juego en el trueque?

Yo hago trueques, lo vivimos muy bien en la comunidad serrana. El trueque obliga poner en juego la autoestima y a revalorizar un poco lo que haces. Nuestra cultura está regida por el tiempo y el dinero, hay que producir y si no hay tanta plata en tu cuenta no existís. En el trueque es al revés, la gente se organiza en ferias comunales, llevan allí lo que hacen y se intercambia. Es una manera más artística y también te revaloriza; el precio lo ponen entre esas dos personas, la conclusión de lo que vale es en la medida en que lo necesitas y que el otro también te lo da.

¿De dónde viene tu interés por la cultura oriental y por el horóscopo chino?

Mi padre me inició en todo esto. Él fue cónsul en la primer Embajada Argentina en China, que se abrió en el año 1945 con el Dr. José Arce, el primer embajador argentino. Mi papá viajó muy joven a China y se quedó cinco años, durante la transición hacia Mao Tse Tung, hizo la reválida de su carrera de abogacía, hablaba chino y traducía poemas de Mao. El horóscopo chino es la excusa para transmitir que soy mil mujeres en una.Entonces, yo recibí el gen chino y me críe en un ambiente totalmente oriental. En mi casa se hablaba con naturalidad del Tao, de Buda, de Confucio, del I Ching y de filosofía oriental. Luego me dediqué a estudiar con chinos que llegaron a la Argentina, con el grupo Dharma, estudié el I Ching y me metí muy a fondo con las técnicas chinas con el profesor Juan Flesca. Luego fui una actriz conocida e introduje todo esto a través de la televisión escribiendo mis propios guiones. Al mismo tiempo seguí estudiando y en 1988 viaje a China.
Lo que hago tiene mucho que ver con mi historia familiar, con mi búsqueda personal y con haber llegado a China, donde me reencontré con una manera de ver la vida holísticamente que me identificó desde siempre.

¿Y cómo pasaste de las tablas y la actuación al horóscopo?

Todo se transforma. Como actriz tuve una escuela bastante fuerte en el mundo del espectáculo, donde me descubrió Tato Bores y me hice muy conocida. Pasé por el Conservatorio de Artes Dramáticas, estudiado y trabajando con los más grandes. Después me interesó mucho más ser escritora, ir aprendiendo y transmitiendo. Ya son 33 años que me dedico a esto con continuidad, tengo una vida que es la que elegí, no está en mí volver a ser actriz, pero creo que me sirvió muchísimo para poder transmitir esto como lo hago.

Y en ese giro de tu vida ¿qué recorrido hiciste con tu ego, que aprendiste de lo ilusorio, lo imaginario, y los necesario?

¡Por suerte ya tengo mi ego procesado en partículas homeopáticas! Creo que cuando fui a China y estuve seis meses viajando sola, en invierno con -20°, me di cuenta que me vacié, sentí que nacía un nuevo ser humano con una nueva experiencia de cosmovisión. En ese momento ir a China era como ir a otro planeta, no era como ahora que está todo globalizado. Además, yo venía de un viaje de meses por ciudades como Nueva York y Europa, donde acababa de ver en el cine El último emperador, de Bertolucci. Entonces me fui corriendo a Beijín, pero lo que había sido en la época imperial no tuvo nada que ver con lo que yo vi. Me metí en los templos y viajé por todos lados, pero no encontré la China que mi papá me había contado, o que yo me había imaginado.no tengo ningún prejuicio con lo que el otro ve en mí. Tampoco considero esto una gran virtud de mi parte, solo digo que el ser humano se queda muy limitado con una programación que le hicieron o que tomó.
Allí me di cuenta que todo lo que la gente pone en vos como éxito se diluye, porque es una proyección. Por supuesto que lo que vos transmitís puede gustar mucho, pero no sos vos. Una vive todo el tiempo refundándose, he trabajado mucho para salir de donde la gente quiso ponerme siempre. Eso siempre fue un desafío para mí, incluso con mi familia y amigos que me decían que era cómica, buena actriz y eso fue algo que en su momento abracé. Pero también abracé otras cosas. Soy una buscadora de experiencias, recorrí por años la cultura Maya e hice seminarios de Constelaciones Familiares con Hellinger, entre muchas otras cosas, y creo que eso es también el éxito de mi vida porque es lo voy contando en mis libros. El título “Horóscopo Chino” es una excusa, adentro del libro hay poesía, viajes, gente que nadie conoce lo que hace. El horóscopo chino es la excusa para transmitir que soy mil mujeres en una.

Entonces, como te gusta presentarte. Te llaman astróloga, escritora, poeta…

No estoy dividida ni segmentada con lo que es mi vida y mi obra, va todo al mismo tiempo. Las definiciones se las dejo a los otros, hago chistes con eso. Tengo mi tarjeta personal con una lindísima foto que me hizo el artista Claudio Herdener, donde me presento como “Empleada del cosmos”. Cuando me preguntan ¿sos escritora, astróloga…?, les digo que soy todo eso y mucho más porque cada día me redescubro. Soy una gran cocinera, también una gran jardinera y desde que vivo en Córdoba me di cuenta que puedo construir; pero si vos querés ponerme que soy astróloga a secas, o investigadora está bien. El problema lo tienen los demás cuando me tienen que definir, yo no tengo ningún prejuicio con lo que el otro ve en mí. Tampoco considero esto una gran virtud de mi parte, solo digo que el ser humano se queda muy limitado con una programación que le hicieron o que tomó. Me considero que estoy en evolución, escribo libros que es lo que la gente mayormente ve, pero a través de ellos está la vida de una mujer con todo lo que experimentó.

En Miami la gente no parece estar tan pendiente de los horóscopos. Cuéntanos entonces cómo el horóscopo chino refleja lo animal en lo humano.

En mi experiencia de los dos últimos años vi que la gente en Miami es bastante virgen respecto del horóscopo chino, pero muy receptiva. Lo más importante es que identifiques que, según el año de nacimiento, sos un psico-animal con una característica que tiene mucho que ver con el comportamiento del signo. En el casting que hizo Buda cuando convocó antes de partir hacia su última vida se presentaron 12 animales: rata, búfalo, conejo, dragón, tigre, serpiente, caballo, cabra, mono, gallo, perro y chancho. Hay arquetipos que influyen en el plano psicológico, físico y espiritual, todos tenemos algo del animal de nuestro signo.
Los verdaderos defectos y limitaciones se vuelven mucho más tolerables a través del horóscopo chino, es simpatiquísimo ver al otro como el animal.Los verdaderos defectos y limitaciones se vuelven mucho más tolerables a través del horóscopo chino, es simpatiquísimo ver al otro como el animal. Los tigres, los conejos, los gatos y los dragones, por ejemplo, tienen un ego increíble y eso es divertido viéndolo a través del animal. Los chinos tienen sentido del humor y la gente se identifica más fácilmente porque enseguida toma esa imagen y puede verse en situaciones más ridículas.
Observo mucho, de hecho, la producción de este último libro para el año del Mono de fuego la hicimos en la reserva de monos Carayá. Fue terrible, estaban sueltos y si bien con algunos tuve mucho feeling, otros me arañaban, me chupaban, me sacaban las pulseras. Fue muy fuerte tenerlos en tu cuerpo durante las seis horas que duró la producción. También fue una relación muy fuerte con lo humano, porque el mono es el animal más humano que hay. Me modificó mucho sentir la energía del animal, pero es la que me inspiró después para escribir.
El horóscopo chino tiene un aspecto que, si te identificas con tu animal, enseguida comenzas a leer, a ver cómo es tu pareja o tus amigos, pero se necesitan mensajeros que traduzcan, que lo hagan más fácil. El I Ching no es un libro para cualquiera, aunque cuanto más lo estudias más facilidad tienes para interpretarlo, por eso doy seminarios y la gente se va feliz sabiendo consultarlo. Si los puedo acercar a eso, después van en busca de esa filosofía.

¿Cómo se relaciona el horóscopo chino con la “inevitabilidad del destino”? ¿Cómo es la relación entre el libre albedrío y la identidad que te asigna tu animal?

Ahí diste en la tecla. La astrología china considera que hay dos destinos: el fatalista – determinista, nacemos vivimos y morimos, y el otro es justamente el libre albedrío, el poder de decidir qué hacer en cada situación de tu vida.No tenemos condicionada la vida, quizás la astrología solar asirio caldea condiciona más, pero no hay que programarse, la historia de la humanidad está hecha con gente que se desprogramó.
Los chinos dicen que vos sos dueño de tu propio destino y que el karma se potencia o se va regulando según cómo vas actuando con el libre albedrío. No tenemos condicionada la vida, el libre albedrío es lo que hace que frente a dos caminos puedas elegir uno. Quizás la astrología solar asirio caldea condiciona más, pero no hay que programarse, la historia de la humanidad está hecha con gente que se desprogramó, que cambió su rumbo y no siguió lo que le dijeron que había que hacer. Fomento el libre albedrío y junto a todos mis colaboradores, que son libre pensadores, hacemos de nuestra vida un desafío cotidiano. Los astros tienen que ser un GPS para guiarte, pero no para condicionarte.

¿Entonces, cómo entender el valor de predicción del horóscopo chino?

El valor de predicción es porque está basado en el I Ching, que es el libro de los cambios y de las mutaciones. Hay un punto de partida, pero en mi libro hay una página en blanco que pongo para que cada uno escriba sus propias predicciones, para que cada cual, sabiendo o no tirar el I Ching, sin siquiera tener la necesidad de leer mi libro, pueda reformular lo que quiere que pase este año. En la medida en que te pongas a hacer proyectos, los deseos y los sueños se van a cumplir. Es verdad que hay años que son más favorables para determinados signos que otros, pero si lees el libro desde la primera página te vas a encontrar con una cantidad de información para saber cómo se mueve la energía de cada persona en cada año chino y eso hace que vos decidas si te quedas más tranquila o te moves.
Hay gente que cree que un libro les va a condicionar la vida y que si el astrólogo se equivocó es culpable. Seguro que nosotros damos una configuración astrológica, lo digo con todo orgullo, pero no hay que quedarse con eso, hacer algo con tu vida es el desafío que proponen los chinos, ni siquiera yo.

Estudiaste sobre los chinos y los mayas ¿qué les enseñan esas culturas a los habitantes del pensamiento occidental?

Nos enseña muchísimo. Primero, que venimos de una civilización originaria de la historia de la humanidad. En la evolución del universo vemos que en diferentes lugares ocurrían cosas que estaban ligadas, como los mayas con los egipcios que construían las mismas pirámides. No hay explicación para eso, es algo que te supera y supera cualquier teoría.
me dejo guiar con el calendario maya y chino, pero la intuición es clave, es el motor para todo y hay que abrirla cada día más. Sin embargo, es bueno saber cómo están las cosas cada día consultando esos calendarios.Eso tiene que ver con una unidad de pensamiento, de telepatía, de comunicación. ¿De qué me sirve a mi entender que los humanos tenemos un origen cósmico? La gente tiene su propio techo con sus creencias o religiones y no puedo convencer a todo el mundo de lo que estoy diciendo, pero en mi vida eso sirvió. Cuando llegué a China sentí que había llegado 2000 años tarde, pero cuando recorrí México, Guatemala, Belice y vi a las pirámides mayas de América Latina dije ¡esto recién empieza, hay que abrir a una cosmovisión actual! No paré de recorrer Guatemala, viajé durante 10 años seguidos por toda la zona maya. Está todo ahí, dando millones de datos por segundo. No hay límites geográficos, eso vino después, estamos hablando de un origen del pensamiento, de gente que estaba dando información galáctica en la tierra, de universos paralelos. Todo eso es fascinante, hay que estar abierta al misterio de la humanidad y lo divino.

¿Qué lugar le das a la intuición?

Celebro la vida todos los días y me dejo guiar con el calendario maya y chino, pero la intuición es clave, es el motor para todo y hay que abrirla cada día más. Sin embargo, es bueno saber cómo están las cosas cada día consultando esos calendarios. Es como la gente que antes de salir a la ruta se fija cómo está el clima, aunque después igual te puede agarrar un chaparrón o alguna cosa, porque el clima está re loco.

Se te escucha con mucho arraigo a tu tierra y a la vez te has viajado mucho. ¿Cómo conservas ese sentido de identidad y de pertenencia con tanto movimiento?

Es el famoso Yin Yang, el equilibrio entre lo que vos realmente sos y lo que vas haciendo con tu vida. Siempre fui una persona que amó y vivió en la naturaleza. Pasé siete años en Guatemala, México, Belice, pero no lo hice de manera light, me gusta quedarme un tiempo largo, crear lazos, hacer amigos y poder sentir los lugares.Mi vida se fue haciendo desde el plano espiritual y con viajes y después bajé todo eso a la tierra. Si no hubiera hecho todo el recorrido que te conté no hubiera podido plasmarlo.
Ahora me arraigué en Córdoba, por mi abuela materna conocí este lugar. Ella fue una mujer inteligentísima. En esa época creó la casa de modas y la muñeca Marilú, una muñeca que tenían todas las mujeres – se llama así por mi mamá-, escribía con Constancio Vigil, también cocinaba, bordaba, tejía, y fue la primera mujer que se psicoanalizó con Arnaldo Rascovsky.
Todos los veranos iba su casa tras las sierras y desde bien chiquita tenía ese feeling de que iba a vivir ahí porque me encantaba ese cielo, las montañas, ese olor de los yuyos cordobeses que me siguen fascinando. Ese sentimiento me acompañó siempre. Mi vida se fue haciendo desde el plano espiritual y con viajes y después bajé todo eso a la tierra. Si no hubiera hecho todo el recorrido que te conté no hubiera podido plasmarlo.
Las giras me llevan por todos lados, pero no sabes la felicidad que es volver a mi casa, estar en ese lugar y disfrutar de una vida totalmente telúrica y creativa. Es casi un milagro poder vivir en el lugar donde sentís que realmente queres vivir.

Recién mencionadas que tu abuela se psicoanalizó y sé que vos también lo hiciste. ¿Con qué te quedaste del psicoanálisis?

Hay una frase que digo y es que cada persona tiene el psicoanalista que se merece y que cada lector tiene el astrólogo que se merece. En mi vida quiero rescatar a una persona, a un psiquiatra, el Dr. Domingo Grande, un hombre que lo conocí -en otro año del Mono- cuando me pasaron las cosas más impresionantes de mi vida. Se me quemaron los papeles, ni el I Ching, ni el horóscopo chino me sirvieron. Cuando todo fue “Solo sé que no sé nada”, un amigo muy querido, también psiquiatra, me recomendó al Dr. Grande. Fui y toqué fondo hasta sacar lo que quedaba de mí, él me dijo cosas que me sirvieron mucho, era un hombre abierto, muy sabio, me transformó, me toco profundamente. Ahora si tengo que decir qué me cambió la vida tengo que hablar de constelaciones familiares; eso sí es un antes y un después.
Pedí ayuda y la encontré. Lo agradezco y siempre que puedo trato de que la gente entienda que no se puede sólo. Hay épocas que los astros están a favor de la energía y otras en que hay una recaída y, por más que estudies astrología, memoria celular o lo que fuera, hay que apuntalarla.

Artículo por:

Mónica Prandi

Mónica Prandi
Fundadora y Directora de la revista digital Letra Urbana. Psicoanalista. Lic. en Psicología, Argentina. Master of Science in Psychology, USA. Licensed Mental Health Counselor, en el Estado de la Florida. Se dedica a la práctica clínica privada en la ciudad de Miami. Actualmente investiga y divulga las ideas y teorías que contribuyen a entender las transformaciones que observamos en el hombre contemporáneo, bajo los efectos de la globalización. 

Tus comentarios nos ayudan a crecer. Gracias!