Incluido en: , Edicion:

Cuando el espacio se transforma en un lugar de la ciudad

Conversación con Oscar Roldán-Alzate, Museo de Arte Moderno de Medellín
Medellín

Por
Cuando el espacio se  transforma en un lugar de la ciudad | Letra Urbana

Museo de Arte Moderno de Medellín es un proyecto que se integró a la ciudad impactando el espacio y su gente. El Director de la Curaduría nos habla del trabajo conceptual que hay detrás de cada exhibición, de las muestras itinerantes y de la importancia de incluir artistas y curadores locales en cada ciudad que se presentan.

El Museo de Arte Moderno de Medellín (MAMM) se constituye como institución de arte en la ciudad de Medellín a partir de una serie de inquietudes que se plantearon con las primeras Bienales de Arte en la ciudad, a comienzos de los años ‘70. La idea de mostrar a la comunidad las nuevas corrientes del arte moderno y contemporáneo y de despertar interrogantes acerca de lo que estaba sucediendo a nivel local e internacional, fueron algunas de las premisas que se plantearon en el momento de su creación.

Desde hace tres décadas  todos estos proyectos se siguen desarrollando. El MAMM, que siempre trabajó para ser mucho más que un museo, se ha integrado a la comunidad y también  fue testigo y parte de la transformación de la ciudad. Hoy, gracias al apoyo recibido de la Alcaldía, ocupa una nueva sede en el sur de Medellín: un antiguo edificio (1930) tradicionalmente de vocación industrial, re destinado para cumplir con condiciones museográficas y logísticas únicas, que lo inscribirán en los circuitos internacionales del arte.

MAMM

Este nuevo edificio no solo otorga una gran versatilidad para exponer,  ya que la nave central permite realizar exhibiciones de gran formato, instalaciones y ubicación de esculturas gigantes – hasta de 13 metros de altura-, sino que además el nuevo espacio físico enfatiza la relación entre arte  y arquitectura, que es esencial a  la filosofía del museo, poniendo de manifiesto el respeto por la memoria histórica, haciendo una apuesta al reciclaje de estructuras.

La parte conceptual que se maneja detrás de cada uno de sus proyectos se trabaja de manera minuciosa y despierta el interés tanto de curadores y artistas como del público en general. 

Otro aspecto de la visión del MAMM, subraya el objetivo de configurarse como el principal centro generador de vivencias y debate en torno a las prácticas artísticas contemporáneas locales y globales. La investigación que llevan a cabo, no solo a nivel artístico sino también a nivel social, es una constante que mueve a los organizadores mucho más allá de lo que  usualmente se entiende como realización de exhibiciones o instalaciones. La parte conceptual que se maneja detrás de cada uno de sus proyectos se trabaja de manera minuciosa y despierta el interés tanto de curadores y artistas como del público en general.

MAMM2

En ocasión de su visita a Miami, Mónica Prandi y Gisela Savdie conversaron con Oscar Roldán-Alzate, Director de la curaduría del MAMM. En esa ocasión hablamos sobre Puntos de Fuga,  la exposición que presentó el Museo de Arte Moderno de Medellín dentro del marco de la Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo. La muestra  ha sido una plataforma de investigación, reflexión y dialogo sobre la compleja interacción que se produce cuando el espacio  urbano y la arquitectura de la ciudad impactan la conducta humana y su dinámica social.

Es decir se mora contingentemente y se habita poéticamente”.

Oscar Roldan-Alzate, su curador, nos dio una amplia explicación acerca de los conceptos que se manejan detrás de dicha muestra. Según Oscar, “la exposición tiene un nombre que es Puntos de Fuga y un apellido, que es Arquitecturas Posibles. Lo que se hizo fue plantear una reflexión sobre el concepto de otredad que vengo trabajando hace mucho tiempo y que lo maneja mucho un filósofo, politólogo italiano, Toni Negri.  Aunque se presenta como una exposición de arquitectura en el marco de la bienal, no es de arquitectura propiamente, la preocupación es otra. Considero que se manejan dos conceptos paralelos  que son el morar y el habitar y otros dos consecuentes que se cruzan serían  la contingencia (para el morar) y la poesía (para el habitar). Es decir se mora contingentemente y se habita poéticamente”.

 

El curador viene investigando esta temática hace más de dos años con la idea original de un proyecto editorial que a medida que se fue desenvolviendo, desembocó en un programa expositivo. Se asocian en esta iniciativa el Museo de Arte Moderno de Medellín y una fundación española que es la FIA (Fondo Internacional de las Artes). La primera versión de esta muestra, que pretende en el futuro hacer una gira internacional, se presentó en Medellín con artistas colombianos y extranjeros. Entre ellos estuvieron Carlos Garaicoa, con su video No quiero ver más a mis vecinos; Alexander Posta, artista venezolano de la nueva ola del arte latinoamericano; el grupo conocido como Los Carpineros de Cuba; Jordi Colom, artista español que trae su obra Arquitectum; el ecuatoriano Tomas Ochoa; el arquitecto español Santiago Sirugea, que trabajó con los gitanos en Europa y que hace una burla a la ley de vivienda y Simona Arrota, artista rumana que vive en Madrid, quien trabaja los conceptos de espacios encontrados y la dinámica entre espacio y  lugar.

Oscar Roldan AlzateOscar Roldan Alzate

A propósito de ello, Oscar Roldán-Alzate aclara que estos conceptos no son la misma cosa: el espacio resulta una coordenada geográfica pero el lugar tiene una connotación temporal. Dice, ¨ Un ejemplo que ilustra esta dinámica sería el del San Juan con la Avenida Regional en Medellín que como tal constituye una coordenada geográfica, pero si se hace referencia al lugar donde explotó la bomba en el ´92,  se convierte en el acontecimiento que hace referencia al lugar o se evoca la memoria del lugar. Simona encuentra entonces lugares en el espacio, como un peñón con una puerta, obra que resulta totalmente surrealista. Ahí es donde la contingencia se relaciona con la poesía y se vuelve muy bello”.

Entre los artistas colombianos hay algunos que ya tienen renombre internacional y otros que están surgiendo. Entre ellos se puede mencionar a  Freddy Alzate, Juan Raul Hollos, residente en Miami, Nicolás Paris, Victor Muñoz, John Mario Ortiz, Jaime Yeregui   y Jaime Ávila con el Metro Cúbico, obra que consta de fotografías  de ciudades latinoamericanas muy pobladas con las que confecciona cajitas de 10 x 10 x 10 y con estas elabora unos bloques que representan cada uno otra ciudad.

“Nos hemos encontrado con cosas muy simpáticas en el proceso”, menciona Oscar, “la obra de Juan Raúl por ejemplo, se llama Compound  y consta de bolsas de papel de las que se usan para almuerzos, y tienen impreso las  ventanas de edificio. Son 513 bolsas abiertas que van en el piso, como un contenedor vacío en el espacio abierto. En una ocasión  se nos inundó la sala y todo el mundo tuvo que correr a recoger las bolsas”.

La exposición va creciendo y se va articulando en el camino, tiene invitados nuevos en cada ciudad, así como curadores invitados, tratando de tomar lo local y eliminar la figura hegemónica del curador único.

Respecto a las futuras exposiciones de la muestra, menciona Oscar que “ya hay varios sitios interesados como el MOCA de Santiago,  Argentina,  Nueva York,  Miami y terminaremos en Madrid. La exposición va creciendo y se va articulando en el camino, tiene invitados nuevos en cada ciudad, así como curadores invitados, tratando de tomar lo local y eliminar la figura hegemónica del curador único. Lo local es fundamental en dos aspectos: uno es la reflexión estética como tal, la reflexión plástica, y otro  es lo literario. En cada ciudad se invita un literato, un escritor o un crítico, y se hace un tiraje como de 10 mil tabloides con las que se construye una  torre. La idea final es tener una torre por cada ciudad donde se haga la exposición y finalmente la exposición se reemplaza con torres de texto”.

Puntos de Fuga se plantea como plataforma de discusión, como un espacio de crecimiento, no acumulativo

En Colombia se invito a Efraín Giraldo quien escribió un hermoso contenido. La escogencia se hace en base a una investigación y no una convocatoria. Una vez seleccionado el escritor, “yo me siento con él y le esbozo la temática. Se le invita a lo poético, Puntos de Fuga se plantea como plataforma de discusión, como un espacio de crecimiento, no acumulativo sino que se presta tan bien para restas multiplicación y división, es un espacio donde todos opinan. Hay comunicación muy continua con los artistas desde los más ocupados hasta los más jóvenes, lo cual genera cercanías muy importantes”.

Desde el primer día se ha iniciado el dialogo, también durante el proceso se han abierto blogs donde mucha gente ha entrado a participar. El proyecto se maneja bajo un criterio muy orgánico donde no hay un panel de discusión de sabios sino más bien un espacio dinámico que ha permitido que muchos artistas que no tienen la posibilidad de darse a conocer en el exterior, lo estén haciendo a través de este medio. Los conceptos de arte y educación y arte y comunidad son temas que están intrínsecamente ligados a este proyecto y coincide con lo que más inquieta  a Oscar, desde sus tiempos de estudiante de Ciencias Políticas.

Puntos de Fuga estará presentándose en Miami en un futuro no muy lejano y esta entrevista constituye el comienzo de una discusión más amplia que tendrá lugar en este territorio a su debido momento

Artículo por:

Mónica Prandi

Mónica Prandi
Fundadora y Directora de la revista digital Letra Urbana. Psicoanalista. Lic. en Psicología, Argentina. Master of Science in Psychology, USA. Licensed Mental Health Counselor, en el Estado de la Florida. Se dedica a la práctica clínica privada en la ciudad de Miami. Actualmente investiga y divulga las ideas y teorías que contribuyen a entender las transformaciones que observamos en el hombre contemporáneo, bajo los efectos de la globalización. 

Tus comentarios nos ayudan a crecer. Gracias!