Incluido en: , Edicion:

Carmelo Arden Quin creador del Madí

Entrevista a Sofía Kunst Arden Quin, César Segnini y Tencha de Sagastizábal
Miami

Por
Carmelo Arden Quin creador del Madí | Letra Urbana
Coplanal 1 Diabolo A Geometrie Variable 1945

De visita en Miami, Sofía Kunst, viuda de Arden Quin, habló con Letra Urbana sobre la vida y el trabajo del maestro.

Con motivo de la exposición del maestro Carmelo Arden Quin (Rivera, Uruguay, 1913-Paris, Francia, 2010) en la galería Durban Segnini de Miami, Letra Urbana organizó un conversatorio en el que participaron además de su esposa, Sofía Kunst Arden Quin, el galerista César Segnini y Tencha de Sagastizábal.

La retrospectiva incluye sesenta pinturas del maestro, realizadas entre 1938 y el 2009. En la importante selección se hace evidente no solo el carácter abstracto de su obra sino también la propuesta conceptual del movimiento Madí, del cual fue creador y promotor (1945). Quienes se adhirieron al Grupo Madí proponían superar la falta de universalidad del arte concreto mediante la invención y creación de objetos eternos y de valor absoluto. En una cita mencionada en el ensayo del catálogo de la exposición, Arden Quin explica: “Antes de Madí, el soporte, tanto en el arte figurativo como en el no figurativo, es una superficie con cuatro ángulos rectos en forma de cuadrado o rectángulo; hasta ese momento, la pintura tenía ese tipo de apoyo, incluso la pintura geométrica. Las dimensiones de la obra (altura-ancho) son concebidas utilizando este criterio.

En busca de nuevas formas de planos, Madí comienza a trabajar con otros polígonos que pueden ser regulares o irregulares: triángulos, rombos, pentágonos, hexágonos, individuales o yuxtapuestos, de los que los círculos también son parte. Esta es la síntesis de las obras Madí. Obras simples, sin aspiraciones metafísicas de ningún tipo”.[1]Madí comienza a trabajar con otros polígonos que pueden ser regulares o irregulares: triángulos, rombos, pentágonos, hexágonos, individuales o yuxtapuestos, de los que los círculos también son parte

Esta postura es evidente en obras tempranas como Coplanal 1 Diábolo A Geométrie Variable (1945) o Madí IIA (1945), en pinturas de marco irregular o recortado como L’Ceil (1938) y Losange Bleu (1952) y en trabajos cóncavo-convexos como Ventana No. 2 (1946). A lo largo de su trayectoria artística, el maestro trabaja fiel a su postulado como lo demuestran todas y cada una de las obras incluidas en esta importante exposición.

Mónica Prandi (Letra Urbana): Sofía, usted recién nos mencionaba acerca de su vida con Carmelo, nos encantaría que compartiera con nosotros un poco más sobre cómo fue esa relación.

Sofía Kunst Arden Quin: Yo siempre estuve maravillada de su capacidad creativa, de su cultura, de su sensibilidad. Nos escribíamos cartas, me enviaba catálogos y nos veíamos ocasionalmente en Argentina. Carmelo tenía una relación muy cercana con el Taller Torres García pero él dejaba su obra en Buenos Aires. Yo comencé a mostrarla. Siempre fue grande. No solo era artista, también escribía, entre otras novelas muy extrañas parecidas a sus obras de marcos recortados. En el campo de la poesía también era experimental. En 1948 Carmelo se fue en barco a Europa y se instaló en Paris, donde lo recibieron muy bien. Realizó varias exposiciones y me envió una carta pidiéndome que nos casáramos. Yo le respondí que ya estaba casada. Él me envió otra carta maravillosa, llena de bendiciones. El también se casó. Después los dos enviudamos. Entre 1994 y 1995 Carmelo viajó a Uruguay, volvimos a vernos pero no nos casamos. El seguía viviendo en Paris y yo en Argentina. Me visitaba cuando viajaba a Buenos Aires.

Francine Birbragher (Letra Urbana): El maestro fue cofundador del Grupo Madí en Buenos Aires en 1946. Cuéntenos un poco sobre su labor artística y su legado.

SKAQ: Efectivamente él fue fundador del Grupo Madí que de hecho sigue funcionando. Él no hizo escuela, como Torres García. Hubo un grupo de geométricos que adoptaron sus criterios, especialmente los marcos recortados, no solo en Argentina sino también en otros países como Hungría, Italia y Japón.

Para él, el movimiento era primordial. Cada vez que lo invitaban a exponer individualmente prefería mostrar la obra del Grupo Madí. Primaba el materialismo dialéctico pues hay que recalcar que los miembros del grupo original eran todos de izquierda.

Él se fue de Buenos Aires a Paris, por lo cual era poco conocido en Montevideo. Solo después de 15 años comenzó a tener vigencia.

Losange Bleu

Losange Bleu

Un aspecto importante tiene que ver con los conflictos que surgieron con individuos del Movimiento Madí, especialmente con Gyula Kosice. Carmelo tenía talento y Kosice era muy jovencito. Cuando Carmelo se fue a Paris, Kosice escribió que había abandonado el grupo, lo cual no era cierto. Quien se retiró eventualmente fue Kosice.

A pesar de haber viajado a Paris, en Buenos Aires lo conocían y lo valoraban. Había dos grupos, el Grupo Madí y la Asociación Arte Concreto-Invención. Entre Ennio Iommi y Carmelo, por ejemplo, existía una relación de afecto histórica. Muchos de los artistas que participaron en estos movimientos asistieron al homenaje que le hicieron a Carmelo por su fallecimiento.

SKAQ: La exposición incluye trabajos realizados hasta el 2009 pero el maestro trabajo hasta el 2010.

FB: A lo largo de su vida el maestro Arden Quin trabajó series, las cuales retomó en distintos momentos de su vida. Por ejemplo, realizó relieves articulados en 1946 y esa misma articulación o movilidad aparece nuevamente en Coplanal (1991). En otros casos, comenzó obras que finalizó mucho después de comenzarlas. De alguna manera este proceso es un reflejo de su propia vida.

SKAQ: Tanto su obra como su vida fueron muy equilibradas y completas. Sin embargo, cabe anotar que en su caso, el equilibrio perfecto era completamente instintivo.

Tencha de Sagastizábal: El maestro era muy matemático. Pensaba al milímetro. En algunas obras, por ejemplo, trazaba líneas más gruesas que terminaban siendo finas. También es importante anotar su gran prolijidad.

MP: Háblenos del Madí.

SKAQ: Carmelo no deja el Madí. Dentro de lo geométrico cabe la curva. Según sus palabras, “eso fue un accidente”. Un día me dijo “tengo problema con el color verde”. De hecho, hay muy poca obra verde.

César Segnini: Un dato que es importante mencionar es que el maestro era consecuente con su planteamiento. ¿Qué hace que un artista sea reconocido por pocos o por muchos? Arden Quin privilegiaba al grupo.

SKAQ: Él no estuvo mucho tiempo en América Latina pero es muy importante en la historia del arte. El que lo conoce lo reconoce.

CS: A mediados de los 40 había un grupo de jóvenes interesados en el arte abstracto y la geometría. Él tenía cómo hacer escuela, como Torres García. Poco a poco fue creyendo en los artistas. No hizo un taller porque no consideraba que los jóvenes eran sus discípulos, los consideraba pares. Lo importante para él era el movimiento, lo universal. Jóvenes de 30 años asumieron su planteamiento, sus principios básicos y se autodenominaron Madí.No hizo un taller porque no consideraba que los jóvenes eran sus discípulos, los consideraba pares.

SKAQ: Madí se institucionalizó en Paris y se expandió a otros países como Hungría, Japón y Francia. Quienes se identificaban con el movimiento estaban en contacto permanente. Se mandaban datos y comunicaciones.

MP: Fueron muy importantes las relaciones que estableció con gente de la literatura…

SKAQ: Carmelo publicó seis números de la revista Aillers, posterior a Arturo donde escribió todos sus fundamentos y teorías (1944). Actualmente quieren sacar Arturo otra vez. Fue un gran lector de filosofía y ciencia. Era muy culto, le interesaba todo. En el 2010 estaba postrado pero podía mover la cabeza y los brazos.stuvo lúcido hasta el último momento. A los 97 años el doctor le decía “usted está muy bien” y el contestaba, “¿doctor, entonces continúo?” Tenía un gran sentido del humor. Respecto a su relación con la literatura cabe anotar que produjo una novela inédita, Eclimón. En ella las palabras no tienen significado. Todo es juego. Todo lo suyo era lúdico. También dejó un importante legado en sus libros de poesía experimental, los que fueron donados a la Universidad de Harvard.

 


[1] Raúl Santana, “Carmelo Arden Quin”, Arden Quin Retrospective Exhibition 1938-2009, Durban Segnini Gallery, Miami, 2014.

Coplanal 1 Diabolo A Geometrie Variable 1945

Artículo por:

Francine Birbragher-Rozencwaig

Francine Birbragher-Rozencwaig
Historiadora del arte, escritora y curadora independiente. Lic. en Comunicación Social, Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá, Colombia; M.A. en Historia del Arte y Ph.D. en Historia Latinoamericana, Universidad de Miami, Coral Gables, Florida. Colaboradora de Letra Urbana y de la revista Arteria. Presidente de ArtNexus Foundation y miembro de la junta asesora de Friends of the Uffizzi, Florencia, Italia. 

Tus comentarios nos ayudan a crecer. Gracias!