Incluido en: , Edicion:

Books and Books Un lugar de encuentro entre los libros y la gente

Miami

Por
Books and Books Un lugar de encuentro entre los libros y la gente | Letra Urbana

Books and Books es mucho más que una librería. Es un lugar que ofrece inspiración y encanto para los residentes y turistas de Miami. En una entrevista, su fundador, Mitchell Kaplan, nos cuenta cómo se ha forjado el carácter de esta librería que hoy contribuye a mantener la tradición del libro en esta ciudad.

Books and Books no es una librería común, es uno de los encantos de Miami. La originaria se encuentra en Coral Gables y tiene una fisonomía muy acorde al espíritu del proyecto.

Un patio central, con sus mesas protegidas por sombrillas y rodeado de plantas, distribuye los posibles recorridos que pueden hacerse en la casona mediterránea. A cada uno de sus lados están los salones de libros donde la madera lo envuelve todo. Adelante esta el rincón de los niños y atrás, el Café donde los sentidos se estimulan de otro modo.

Este armado del espacio hace de B&B mucho más que una librería. B&B es un lugar adonde el lector se detiene para encontrar lo que buscaba, o bien se sorprende con algún hallazgo; también se puede llegar hasta allí para conversar con los autores, para escuchar música en vivo o simplemente elegirlo para un descanso o un encuentro.

Siempre pensé que las librerías eran espacios que podrían servir para la inspiración. De hecho, cuando estuve en la escuela de leyes en Washington D.C., me encontraba pasando más tiempo en las librerías que en la Universidad.

Mitchell Kaplan, su fundador, ha ido mucho más allá de un objetivo comercial al desarrollar esta idea. No solo ha querido hacer un modo de vida de su entusiasmo por los libros, sino que no se resignó a vivir en una ciudad donde faltara una librería como esas que el apreció y disfrutó en otras grandes metrópolis del mundo. La atmósfera que supo darle, los permanentes eventos que organiza y lo que ya es su costumbre de asociarse con diferentes agrupaciones culturales de Miami, ha establecido a Books and Books no solo como un punto de referencia local, sino también como una invitación a la reunión.

Alli, un lluvioso medio día de verano, Mitchell Kaplan recibió a Mónica Prandi y Gisela Savdie, para conversar.

¿Cómo es que nace Books and Books? Nos gustaría que nos cuente un poco la historia de la librería…
Books and Books empezó en 1982. Yo fui un estudiante de Inglés en College y después de leyes, en Washington. Durante esas épocas observé que las librerías eran los centros de la cultura en la ciudad. Si miramos las grandes ciudades del siglo XX por ejemplo, París tenía “Shakespeare and Company”, Nueva York “The Gotham” y San Francisco “City Lights Bookstore”, que en los años ‘50 reunió al movimiento Beat. Me di cuenta de que algo por el estilo hacia falta en Miami y de que podía aspirar a ello. Siempre pensé que las librerías eran espacios que podrían servir para la inspiración. De hecho, cuando estuve en la escuela de leyes en Washington D.C., me encontraba pasando más tiempo en las librerías que en la Universidad.

Existe una especie de romance con la palabra escrita, y también con el sentido de encontrarse, de reunirse en una librería.

Cuando regresé a Miami empecé a enseñar pero siempre con la idea de abrir una librería. La primera la inauguré en 1982 en Coral Gables y la segunda en Lincoln Road, siete años después, en 1989. Uno de mis sueños era tener una librería con un Café, algo que pudiera crear mejor sentido del espacio, un lugar donde la gente pudiera interactuar, reunirse, discutir. Más tarde vino la de Bal Harbour y luego se abrió una en Cayman Islands, que se creó en conjunto con un grupo de personas con la misma sensibilidad que tenemos acá. Pronto tendremos una en el Aeropuerto, aunque no será la típica librería de un aeropuerto.

Si bien Books and Books se multiplica, lo hace básicamente en Miami. ¿Cómo es posible sostener B&B al lado de grandes cadenas de librerías que se encuentran en esta ciudad?
Sucede que Books and Books es más real, es orgánica, pasional, creativa. Esto no fue establecido con sentido puramente comercial sino que tiene otro objetivo detrás, un idealismo. Si mi meta fuera solo el marketing no estaría acá. Yo creo en la idiosincrasia de cada espacio. Cada una de mis librerías tiene su propio carácter. La de Coral Gables es diferente de la de South Beach, y la de Bal Harbour también tiene su estilo, al igual que la de Cayman Islands.

Books and Books

¿Cómo se relaciona con una comunidad bilingüe? ¿Con que espíritu se organizan los eventos de B & B?
El español fue siempre una lengua importante y una mezcla de culturas. Creo que eso es lo que hace a Miami un lugar tan especial. Aunque no lo hablo, mi hija es muy hábil con el español, y pienso que es importante moverse entre las diferentes culturas que se encuentran aquí presentes. Buscamos toda clase de eventos para los diferentes grupos y poder crear la sensación de comunidad, compartir intereses. Hacemos sociedad con otros grupos culturales y la librería sirve de local físico. Todo tipo de autores son bienvenidos. Traigo todo tipo de escritores, generalmente está relacionado con las giras, organizadas por las editoriales, que se estén haciendo.

¿Qué tiene para decir del e-book y las bibliotecas virtuales?
El futuro del libro es una discusión que está muy latente en este momento. En los próximos 20 o 25 años, que es lo que yo veo como futuro, no creo que el libro vaya a desaparecer. Existe una especie de romance con la palabra escrita, y también con el sentido de encontrarse, de reunirse en una librería. No me parece que con los libros vaya a pasar como con la música. Cada año se publican más de 150.000 ejemplares. No hay una librería que pueda mantener en su inventario tal cantidad, ni se pueden encontrar tan fácilmente.

Estuve en Argentina hace un mes para la Feria del Libro. Allí tuve ocasión de visitar el Centro Borges, conocí el editor de Mafalda [1] , y Junot Díaz [2] también estuvo allá. Pienso que Buenos Aires es la ciudad del libro, ¡hay miles de librerías!

Una de las cosas que me preguntaba cuando regresé es por qué hay tantas librerías exitosas allí y acá no. Me di cuenta de que allá tienen una ley de precio fijo, no hay descuentos. La otra razón es que las casas editoriales dan los libros en consignación a los negocios y éstos no tienen que pagarlos por anticipado. Aquí hay que pagar por adelantado y esto trae más problemas.

Lo que creo es que va a darse un cambio cuando los escritores empiecen a escribir diferente de la manera tradicional. Eso no será mientras la historia mantenga principio, medio y fin, sino cuando realmente se cambie la estructura misma del relato. También va a cambiar la manera de distribución, pero no creo que la tecnología vaya a terminar con el libro. No me gusta la tecnología, quiero decir, sí tengo algunos aparatos electrónicos, tengo esto (señala su celular de ultima generación), pero para mí la realidad es el libro físico, y probablemente seré la ultima librería que se mantenga en pie cuando todo haya desaparecido, porque realmente creo en esto.

…para mí la realidad es el libro físico, y probablemente seré la ultima librería que se mantenga en pie cuando todo haya desaparecido, porque realmente creo en esto.

¿Cómo le parece que la vida acelerada que se vive hoy incide con respecto a la lectura? Leer requiere una pausa, tiempo…
Si, creo que es realmente un problema pero la gente está reaccionando en contra de esta tendencia, hay un movimiento que se llama “Slow Food Movement”, otro que se llama “Pause Movement”, hay gente que está empezando a hacer algo al respecto, pero estoy de acuerdo, es muy desagradable y enervante.

A veces no es fácil explicarse la cantidad de traducciones que tiene una obra literaria. ¿Será que hoy se escribe pensando en la posibilidad de que una novela sea llevada al cine?
Los que piensan así generalmente no escriben buenos libros…

Como lector, ¿cuáles son sus preferencias?
Me gusta leer mucho y variado. Prefiero la ficción, Vargas Llosa, Carlos Fuentes, Pablo Neruda, también William Maxwell o James Salter.

Me interesaría leer más historia, de verdad me gustaría dedicarle más tiempo.

Hay un libro de G. Said, editado en México, que dice que hay demasiados libros para muy pocos lectores. ¿Cómo le resuena a usted esto?
Bueno creo que eso es relativo. Hablamos de pocos lectores pero habría que definir en relación a qué. ¿A la cantidad de gente que mira televisión o que van al cine? De pronto es cierto lo que dice, pero siempre ha sido así. Los lectores serios han sido siempre una pequeña y estrecha tribu. La verdad es que comprender a ciertos escritores no es fácil, es como entender el arte.

…lee a diferentes niveles, pero si hablamos de los lectores de verdad, lectores que se ven envueltos con la palabra, el lenguaje y las ideas…

Creo que la gente lee a diferentes niveles, pero si hablamos de los lectores de verdad, lectores que se ven envueltos con la palabra, el lenguaje y las ideas, probablemente hay pocos. O de pronto eso es lo que debería haber. No quiero hacer juicios, pero probablemente es cierto.

¿Qué es lo que prefiere leer la mayoría de la gente?
Por lo general prefieren el ensayo a la ficción, siempre ha existido esta tendencia. Se elige leer historia, biografías. Hoy en día se ha publicado mucho sobre la crisis económica, el orden del nuevo mundo o política. En cuanto a la ficción, en tiempos de crisis la gente busca novelas de misterio, temas que los saquen de las preocupaciones cotidianas. La gente tiende a leer buenos relatos que los transporten, que hagan que sus vidas vayan más allá. Hay muchos libros valiosos y buenos escritores para eso. Es un tiempo de grandes expectativas en el campo de la escritura.

[1] - Mafalda es el nombre de un personaje del comic argentino (creada por Quino en la década del ´60) que representa a una niña de 5 años profundamente preocupada por el futuro de la humanidad y la paz mundial.
[2] - Junot Díaz, escritor estadounidense de origen dominicano, autor de "La maravillosa vida breve de Oscar Wao", la novela que le permitió ganar el premio Pulitzer en 2008.

Artículo por:

Letra Urbana

Letra Urbana
Revista online de cultura, ciencia y humanidades que te convoca a pensar cómo los cambios del último milenio dan forma al hombre y a la realidad contemporánea. Explorando los efectos de la globalización desde múltiples perspectivas, incluimos voces y tendencias del arte, filosofía, psicoanálisis, sociología, educación, antropología, psiquiatría, literatura y arquitectura. 

Tus comentarios nos ayudan a crecer. Gracias!