Incluido en: Edicion:

Arte Con–Texto. Los Anillos del Tiempo

Entrevista a Miler Lagos
Bogotá

Por Francine Birbragher-Rozencwaig
Arte Con–Texto. Los Anillos del Tiempo | Letra Urbana

Miler Lagos, artista colombiano cuya obra forma parte de la exposición colectiva Arte Con-Texto, que se presenta actualmente en Bogotá, nos habla de los materiales, su afinidad con la naturaleza y de la evolución de su trabajo.

treeRings Tree Rings, Dating, Newspaper Collage

Con motivo de la exposición Arte Con-Texto (2),  que se presenta en el Espacio ArtNexus en Bogotá desde el mes de octubre, la curadora Francine Birbragher entrevistó al artista colombiano Miler Lagos, cuyas obras están incluidas en la muestra colectiva.

La idea de Arte Con-Texto surgió de la posibilidad de mostrar al público una selección de obras que tienen como base la palabra escrita o que hacen referencia a la literatura y al lenguaje. ¿Qué opinas de la exposición?

Me gusta mucho la curaduría. Me parece interesante, no sólo en lo que respecta al texto sino también al soporte. En algunas de las obras el texto se desprende del soporte.

Me gusta que el papel esté presente en la mayoría de los proyectos. Ése es un tema que personalmente me ha tomado años desarrollar. El papel ha sido importante desde la invención de la imprenta hasta los medios masivos impresos. En la exposición, el papel aparece en distintos medios como la fotografía, el dibujo, libros hechos por artistas, libros intervenidos entre otras propuestas.

¿Como ves tu participación en esta muestra?

Sin duda hay una conexión muy fuerte. Una de las piezas, ArtNexus (3) (2010), funciona como un árbol de familia. Tiene un primer núcleo que se abre en dos ramas hechas con revistas. De alguna manera la pieza también evoca las ramificaciones de la producción artística.

Pienso en el poder del texto impreso sobre papel, recuerdo que alguien me dijo que una mancha de tinta sobre papel es un arma…

América Latina se ha consolidado en la revista. Ésta, al igual que el árbol, ha ido creciendo hasta la fecha. Por un lado, está el documento como registro de una época en un contexto específico, pues al igual que los anillos del tiempo en el tronco, las revistas en la pieza están colocadas en orden cronológico. Por otra parte pienso en el poder del texto impreso sobre papel, recuerdo que alguien me dijo que una mancha de tinta sobre papel es un arma…

Algunos artistas utilizan el arte para crear consciencia. Me llama la atención la obra de Alfredo Jaar Logo for America (1995) en la que denuncia como la identidad de un país se roba la identidad de un continente.

ArtNexus (2010) muestra tu gran afinidad con la naturaleza.

La naturaleza está en muchos de mis trabajos. La segunda obra que presento en la exposición y que hace parte de la serie Los Anillos del Tiempo (2010) está inspirada en los anillos de los troncos de árbol. El árbol es la fuente natural de la cual se extrae el papel. El árbol es también como un contenedor de la historia natural y provee, mediante información química, datos importantes de las transformaciones de la naturaleza. Cada uno de los anillos del tronco tiene información. En el caso de mi obra, la información corresponde a las noticias publicadas en el diario El Tiempo, el cual utilizo para realizar los collages.

Para mí fue muy importante incluir en la exposición estas dos obras, pues corresponden a dos series fundamentales en tu trayectoria artística. Cuéntanos un poco acerca de ésta.

cimientosCimientos

Originalmente vengo de una disciplina distinta, la ingeniería mecánica. De joven soñaba con construir máquinas y dispositivos que cumplieran una función. Me interesaban los creadores científicos, especialmente Leonardo da Vinci. Me gustaban los bocetos de sus máquinas pero en ese entonces no pensaba en los valores artísticos de esos dibujos. Sin embargo, creo que la carrera de ingeniería mecánica tenía una conexión con el arte: la creatividad. Pero también en el estudio de los materiales empecé a entender la naturaleza de cada uno de éstos.

Al ingresar a estudiar arte en la Universidad Nacional en Bogotá encontré un mundo donde la creatividad no tenía limites, en teoría, pues la academia si los tiene. La carrera de arte fue muy importante para mí. Comencé con una idea muy romántica, el hacer escultura, representación. La carrera se convirtió en mi vida.

Allí comencé a investigar materiales para hacer visibles las ideas. Realicé proyectos en los que un material simulaba otro, como por ejemplo columnas de fórmica que parecían columnas clásicas de mármol. Las columnas parecían pesadas pero en realidad no lo eran. También realicé objetos que parecían ser livianos pero en realidad eran pesados. Aquí apliqué esos conocimientos de la ingeniería acerca de los materiales y sus cualidades, cualidades que en muchos casos me hacen pensar en su origen o fuente natural. En muchos casos me fijé mucho en la apariencia de estos.
Conceptualmente mi trabajo muestra el problema de las apariencias, muy importante en la construcción de la sociedad. Éstas se ven en las clases sociales, en las clases políticas… La apariencia termina siendo una capa de la construcción cultural que no necesariamente necesita una estructura.

Cimiento, proyecto que consistió en tallas sobre apilamientos de papel impreso. Estas piezas procuraban la forma de troncos de árbol. Manipulando este material encontré que éste mantenía en su estructura la esencia de su origen: el árbol. Pero curiosamente entendí que el árbol representa el conocimiento en muchas culturas, pero que curiosamente en nuestra vida práctica un derivado de éste, soportaba gran parte de nuestra construcción cultural y en especial nuestra existencia legal y por eso contamos con un registro civil impreso.

A partir de este proyecto me vi muy interesado en contemplar la naturaleza. Pensar en los árboles como testigos silenciosos del paso del tiempo, me llevó a los collages que llamé Anillos del Tiempo fue como una continuación de la idea de los árboles pero esta vez pensando en el tiempo de vida de éstos.

Los troncos han tenido gran aceptación por parte de la crítica. Háblanos de ellos.

En la realización de la instalación Los Términos del Juego establecí una relación con temas como límite y defensa, para lo cual realicé un muro de bloques de papel impreso con bocetos de máquinas de guerra de Leonardo da Vinci.   Al principio quería construir formas de piedra rectangular, pero al intentar tallar el papel con una sierra me di cuenta que se trató de quemar despidiendo olor a madera quemada e incluso tomando el color de la misma. Entonces me concentré en que el papel mantenía la esencia de la madera.

Recurrí a dibujos de máquinas hechos siglos atrás. Me pregunté ¿Cuántas veces han sido reproducidos? Han sido impresos en miles y miles de hojas y la imagen ha sobrevivido a través del tiempo “reencarnándose” en distintos papeles. Decidí entonces recopilar las imágenes y construir columnas utilizando una imagen repetida.

Apliqué esos conocimientos de la ingeniería acerca de los materiales y sus cualidades, cualidades que en muchos casos me hacen pensar en su origen o fuente natural…

Inicialmente pensé hacer tallas populares pero al final me pregunté, ¿Por qué no tallar la forma del origen? ¿Por qué no tallar el árbol? Reflexioné sobre toda esa simbología y recurrí a distintas construcciones gráficas que ha fabricado el hombre para crear un marco de comportamiento. Está “el pecado original”, por ejemplo, basado en “el árbol del conocimiento.” El cortar ese árbol podría brindarme una respuesta, pero yo preferí no cortar ese árbol del conocimiento y más bien ver la representación, no sólo del árbol sino la representación en general, como una construcción hecha por el hombre y definida por un bagaje social.

Ahora mis troncos son representaciones atractivas por las capas que encierran y que en general son muy narrativas y figurativas. A eso me ha llevado el material.

Vuelves a mencionar una relación de causa y efecto entre el origen de la obra y el material que utilizas para realizarla o, como dijiste inicialmente, entre el soporte y el texto.

El origen de la mayoría de mis obras es el material, el papel. Veo en los árboles un recurso material pero también veo su carácter místico. La sequoia en América del Norte o el baobab en África tienen esa característica… Para los indígenas norteamericanos y para ciertas sociedades africanas el tronco del árbol, el “palo”, es el umbral, el centro…

Comencé a indagar sobre árboles antiguos en Latinoamérica a partir de un libro de un explorador alemán Carl Von Martius quien registró las ceibas gigantes del Amazonas. Utilizó al menos 20 indígenas para mostrar el tamaño y para brindar una imagen ilustrativa del árbol. El personaje escribió “Los árboles que nacieron antes de Cristo en la ribera del Río Amazonas.” Para mí ese texto fue revelador. Me pregunté ¿Cómo se le ocurrió que el árbol tenía esa edad? ¿Cómo lo calculó? Recordé que en el colegio nos enseñaron que la edad de los árboles se calcula contando los anillos que aparecen al cortar un árbol en forma transversal y a partir de ahí surgió la idea para la realización de la serie de collages.

Empecé con anillos formados por la tinta de impresos repetidos 400 veces. Inicialmente los collages fueron muy geométricos y mostraban al finalizar la imagen que se había repetido. Estos collages fueron realizados en Londres y presentados en ArtBasel.

Luego hice un proyecto en Toronto dónde me encontraba trabajando con AB Projects.  En Canadá los árboles son considerados un “recurso renovable” y tienen un gran impacto ambiental. Decidí seguir desarrollando la serie de los anillos del tiempo y para ello solicité 400 ejemplares de periódicos de un mismo día. Si bien esta versión también era muy geométrica, oculté la primera hoja y la última, mostrando por primera vez una imagen sin texto.

Poco a poco dejé que los círculos de tinta fueran menos geométricos y permití que se dieran “accidentes”. La flexibilidad en la realización de los collages y los “accidentes” hicieron que eventualmente los collages se convirtieran en representaciones más orgánicas, muy similares los anillos de los árboles, como el de la obra expuesta en Arte Con-Texto.

(2) La exposición Arte Con-Texto está abierta al público de octubre a diciembre en el Espacio ArtNexus, Estudios Las Nieves, Carrera 8 No. 20-17, segundo piso, Bogotá, Colombia.
(3) La escultura está hecha con una colección de la revista ArtNexus.

Artículo por:

Francine Birbragher-Rozencwaig

Francine Birbragher-Rozencwaig
Historiadora del arte, escritora y curadora independiente. Lic. en Comunicación Social, Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá, Colombia; M.A. en Historia del Arte y Ph.D. en Historia Latinoamericana, Universidad de Miami, Coral Gables, Florida. Colaboradora de Letra Urbana y de la revista Arteria. Presidente de ArtNexus Foundation y miembro de la junta asesora de Friends of the Uffizzi, Florencia, Italia. 

Tus comentarios nos ayudan a crecer. Gracias!