Incluido en: Edicion:

Art Critically

Entrevista a Bianca Rodríguez
Miami

Por Susana Eskenazi de Leon
Art Critically | Letra Urbana

Jóvenes, apoyados por el Young People For Fellowship, lideran cambios en la comunidad a través de un programa de arte.

Bianca Rodríguez (24) es escritora, estudiante del Miami Dade College, fue nacionalmente seleccionada para el prestigioso Young People For Fellowship 2013-2014. Este programa anualmente elige jóvenes líderes que cuentan con un proyecto para generar un cambio en la comunidad,  y les provee los medios que necesitan para su realización. En entrevista exclusiva para Letra Urbana  Bianca nos habló de su proyecto y de su pasión por brindar a los jóvenes espacios que les permitan expresar sus opiniones, hablar acerca de las injusticias que padecen o que observan en su entorno, y buscar soluciones a través del arte.

Art Critically es el proyecto gestado por Bianca  y empezará a funcionar en septiembre en el Andover Middle School en Miami Gardens. Surgió de la inquietud de un grupo de jóvenes entusiastas del arte, conscientes de la creciente reducción de los fondos destinados a programas con estos fines en las escuelas secundarias de los Estados Unidos, a pesar de los estudios que demuestran su importancia el desarrollo del pensamiento creativo.

Bianca está interesada en las letras y en la pintura. Toda mi vida estuve leyendo – cuenta – Yo soy de Barranquilla, Colombia, y mi papá me llevaba a la biblioteca todas las semanas. Eso me marcó para siempre. Admiro a Gabriel García Márquez. Aun recuerdo mi primer premio que recibí a los 9 años y es que a partir de allí no paré de escribir, incluso ahora escribo en inglés.

Junto con su prima Valiere Ramos y su amiga Mercedita Mesa, ambas directoras del proyecto, vieron la necesidad de empezar una iniciativa, pues sentían que no hay nada en la comunidad que ayude a los jóvenes a expresarse a través del arte. Valerie es profesora de arte, y Merceditas estudia psicología. Propusieron inicialmente implementar un programa after school en todas las escuelas, pero eso no se pudo concretar. Finalmente encontraron una que les cedió sus instalaciones en horas fuera de clase, para comenzar su proyecto.No hay nada en la comunidad que ayude a los jóvenes a expresarse a través del arte

Los resultados iniciales han sido muy alentadores. La mayoría de las participantes están fascinados con el arte, y quieren llevarse los trabajos del taller para seguir trabajando en casa - comenta Bianca, quien explica además que los participantes prefieren la pintura, pero no tanto la literatura, pues los talleres funcionan a partir de las 3 de la tarde, después de la jornada escolar, los chicos vienen cansados, y no quieren escribir.

A través del diálogo, Bianca, Valerie y Mercedita logran generar un ambiente de confianza y abrir un espacio donde los jóvenes puedan expresarse abiertamente. Aquí es fundamental la guía y el apoyo psicológico de Merceditas. Los chicos no siempre son capaces de manifestar sus inquietudes con palabras, pero logran plasmarlas en sus pinturas. Así van surgiendo ideas y se buscan soluciones a las injusticias que sienten y que nos emocionan mucho.Logran generar un ambiente de confianza y abrir un espacio donde los jóvenes puedan expresarse abiertamente

El sistema educativo actual, sustentado en métodos cuantitativos más que cualitativos, no siempre propicia la libre expresión o el intercambio de opiniones entre docentes y estudiantes. Con frecuencia los alumnos se han acostumbrado a respuestas exactas a preguntas cerradas y tienen pocas oportunidades de decir sus opiniones o que estas sean valoradas. Por su misma estructura, estos talleres permiten a los jóvenes una mayor libertad, hablar de sus desacuerdos e inquietudes, lejos de la presión inherente a las clases tradicionales. Eso lo vimos desde un principio en nuestro taller. Los chicos decían lo que nosotros queríamos escuchar, después de estar un tiempo dibujando y charlando ellos fueron entendiendo que había un espacio para sus palabras, para hablar, incluso, de sus problemas personales. Desafortunadamente cuando los adultos, y pongo por ejemplo a algunos docentes, piensan sólo en los resultados de los exámenes, destruyen la creatividad de los niños. Programas como el que estas jóvenes proponen, fundamentados en el diálogo abierto y el desarrollo de las habilidades comunicativas, permiten pensar en la educación fuera de lo tradicional y podrían servir para tender puentes que ayuden a reformar el sistema educativo en los Estados Unidos.Los chicos decían lo que nosotros queríamos escuchar, después de estar un tiempo dibujando y charlando ellos fueron entendiendo que había un espacio para sus palabras

A través del diálogo, estas jóvenes han encontrado que, para sus alumnos, las mayores injusticias son la violencia y la pobreza, pero que, más allá de sentirse víctimas, están dispuestos a buscar soluciones en sus comunidades.

Muchas veces los chicos tienen las respuestas, pero no las posibilidades y/o los medios para transformarlas en hechos positivos. Por todo ello, lo que vemos es que hay que generar un diálogo, trabajar con acuerdos, apoyarlos para que se expresen, para evitar que ellos se queden callados o sentir que nadie los va a escuchar.

Poco a poco se van viendo resultados positivos. Un grupo de participantes del taller quiso armar una huerta en el colegio, para así tener acceso a comida saludable y reemplazar la comida rápida. Ellos sabían que esta iniciativa existía en otros colegios y lo querían implementar en su propia escuela.

También quisieron hacer una película, y para ello armaron un argumento proponiendo ir a las distintas comunidades a charlar con otras personas y así juntar ideas de cómo reducir la violencia, buscando escuchar a otros estudiantes como ellos para entender el tema de la violencia.

Como inmigrante, Bianca ha tenido oportunidad de observar algunos cambios en el sistema educativo de los Estados Unidos. Considera que la ayuda escolar se ha perfeccionado desde que ella llegó a Miami 15 años atrás, y que hay mejores opciones para estudiantes que no hablan inglés. Sin embargo le preocupa que, en la actualidad, los jóvenes se dividan según su origen, lo que, para ella, constituye una forma de discriminación: Los latinos con los latinos, los haitianos juntos, entre los afro americanos están también los piel oscura y los piel clara (dark skin, ligth skin)… Por eso nuestro proyecto es importante, pues ayudaría a una mejor integración.

 ¿Qué es café cultura?

Es una revista de literatura que publica el Miami Dade College; es el resultado de un concurso anual de las distintas expresiones de la literatura donde participan los estudiantes de todo el condado.Por eso nuestro proyecto es importante, pues ayudaría a una mejor integración.

Bianca quiere ser profesora de literatura y de inglés, y aspira a estudiar en Columbia University, en Nueva York.

Mi sueño es llevar este proyecto a todos los lugares donde pueda.